Navigation

Ginebra reafirma su pasión por la antigüedad romana

Detalle de una pintura de la "Casa de Hierodules" en el Museo de Arte y de Historia de Ginebra. swissinfo.ch

Con la exposición "Ostia, puerto de la Roma antigua", tanto el Museo Rath como la misma ciudad de Ginebra, han reafirmado su interés y su pasión por la antigüedad romana.

Este contenido fue publicado el 27 marzo 2001 - 11:52

"El recibimiento entusiasta que han tenido en estos últimos años las grandes exposiciones arqueológicas presentadas en el Museo Rath ha demostrado ampliamente que el público es un amante de las inmersiones en el pasado", explica Cäsar Menz, director de la institución, a swissinfo.

"Imaginada en Ginebra, esta exposición se funda sobre más de cuatrocientos objetos, reagrupados en cinco secciones: la ciudad antigua, el puerto, la vida pública, la vida cotidiana y la vida religiosa, afirma Menz.

Entre otros vestigios se encuentran inscripciones sobre piedras, estampillas de ladrillos, tubos en plomo, dibujos en las paredes, diferentes tipos de albañilería, estatuas, relieves, ánforas e instrumentos de la vida cotidiana.

Original museografía

La primera reacción del visitante al entrar al Museo Rath es la disposición de las piezas exhibidas. Es decir, la escenografía de la exposición que se ha inspirado directamente en el mismo lugar geográfico de Ostia. En consecuencia, el visitante siente que se encuentra en un edificio en construcción por la gran cantidad de andamios que se han emplazado a lo largo del museo.

Para darle más realismo a la muestra, los museógrafos responsables de la exposición construyeron un puente metálico por el que los visitantes pasan de un lugar a otro de las "ruinas". De esta manera, pueden observar los puntos más importantes de la ciudad y del puerto.

Por si fuera poco, el Museo Rath ha reproducido Ostia en una maqueta a escala, lo que permite al público visualizar los objetos en el espacio, en su verdadera relación de dimensiones.

Uno de los puntos fuertes de exposición es "La casa de Hierodules". "Estas pinturas han sido encontradas hace más de 25 años y nunca habían sido restauradas ni presentadas al público", explica Jacques Chamay, uno de los comisarios de la muestra.

Presentada por primera vez en todo el mundo, esta exposición ha sido posible gracias al entusiasmo y dedicación de Jacques Chamay, conservador del departamento de arqueología del Museo de Arte y de Historia de la ciudad de Ginebra, y Jean Paul Descoudrens, profesor de arqueología de la Universidad de Ginebra.

Instituciones culturales de Alemania, Italia y Suiza, han colaborado igualmente para la realización de esta muestra, que permanecerá abierta al público hasta el 22 de julio del 2001.

Ruinas olvidadas

A través de un recorrido cautivante, "Ostia, puerto de la Roma antigua" hace descubrir al público la historia, la civilización y la cultura de esta importante ciudad, que aseguraba el aprovisionamiento de Roma en cereales, aceites, vino, sal y otros productos.

El sitio arqueológico (ubicado a 35 kilómetros de Roma por vía fluvial y a 23 Km por vía terrestre), fue saqueado por los Bárbaros y sus ruinas fueron abandonadas progresivamente.

Aunque su fundación data del 650 A.C., los arqueólogos sólo le prestaron atención muy tarde, en 1801, cuando ya había sufrido mil y un despojos. Actualmente, de las 55 hectáreas que componen las ruinas de Ostia, unas 34 están siendo objeto de excavaciones.

Enrique Dietiker, Ginebra

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?