Navigation

Frutiger, un patrocinador modesto y feliz

Blanco y rojo: los colores del equipo de Frutiger y de la ciudad de Thun. Keystone

Comparado con otros clubes, el presupuesto del FC Thun es ínfimo. Por unos 300.000 francos, su patrocinador mayor será visto por millones de teleespectadores durante la Liga de Campeones.

Este contenido fue publicado el 13 septiembre 2005 - 19:48

Frutiger, una empresa domiciliada en Thun, nada tiene que vender al gran público del fútbol, pero su patrocinio adquiere relieve de nobleza.

Con los 5,2 millones de francos que ha ganado David Bekham en 2004, la estrella del Real Madrid podría financiar seis equipos de fútbol dotados con un presupuesto similar al del FC Thun.

El salario del futbolista inglés ronda los 10 millones de francos y el resto proviene de anunciadores y contratos publicitarios. El balompié de alto nivel se ha convertido más en un negocio multimillonario que en fidelidad a la camiseta y a la pasión del deporte.

Los espacios publicitarios en las camisetas de los jugadores participantes en la Liga de Campeones se negocian por millones. Esto es comprensible si consideramos que los partidos jugados el año pasado en la Liga de Campeones fueron seguidos por un total de 3.600 millones de personas.

En ese panorama figuran anunciadores como Opel (Milán), Siemens (Real Madrid) o Vodafone (Manchester United, todas, empresas cuyas cifras de negocios suman miles de millones y están empeñadas en vender sus productos a los apasionados del fútbol: automóviles, teléfonos, cerveza, etc.

Sin contratos nuevos

Todas menos una: Frutiger, cuyo nombre orna la camiseta del FC Thun y sin embargo no dice mucho a los suizos poco familiarizados con la construcción. Imaginemos entonces entre el público de la Liga de Campeones.

Empresa constructora familiar fundada en 1869, Frutiger abre túneles, construye carreteras y edificios públicos. "Por supuesto que el patrocinar a FC Thun no nos dará nuevos contratos", comenta Fritz Haldimann, miembro del directorio al precisar "no vendemos celulares, ni hot-dogs".

Los 300.000 francos que Frutiger gira al FC Thun -equivalente a 10 días de salario de Bekham-, tienen sin duda un efecto positivo en la imagen de la empresa. "La colaboración con el club nos aporta muchísima simpatía", afirma Fritz Haldimann.

"Además ayuda a mantener una motivación alta en el seno del personal. Un millar de nuestros empleados presenciaron el partido de clasificación a la Liga de Campeones", añade el directivo.

Ayudar a la región

Europa es una gran aventura, pero Frutiger conserva los pies en el suelo. "Cuando empezamos a respaldar al club, hace nueve años, el equipo se disponía a subir a la 'Challenge Ligue" (Serie B del fútbol en Suiza)".

Por supuesto que no pensaron estar asociándose a un equipo que llegaría a participar en un prestigioso (y lucrativo) torneo europeo.

La empresa decidió patrocinar al FC Thun con la intención de hacer algo por la región del Oberland bernés. "Este club cuenta con unos 400 jóvenes. Interesa a toda la región, y muchos de nuestros empleados están asociados a él de alguna manera", sostiene Fritz Haldimann.

En la Europa de los ricos

Pero un equipo con ambiciones europeas cuesta caro. El presupuesto del FC Thun no le permite grandes ambiciones, ni siquiera con los casi 7,5 millones de francos que le dará la UEFA por el simple hecho de haberse calificado para la fase final de la Liga de Campeones.

El club tendrá que aumentar su presupuesto si quiere detener la partida de sus jugadores. El último, Pallas, ha preferido renunciar a la posibilidad de jugar en la Liga de Campeones y enrolarse en un equipo alemán de la serie B que le ha ofrecido cuadruplicar su salario.

Se ha propuesto vender el espacio publicitario de las camisetas durante los partidos europeos, porque los beneficios serían de todas maneras mínimos. Pero esta idea no ha suscitado mucho entusiasmo.

"Trabajamos desde hace años con este equipo. Evidentemente es un placer estar presentes en la hora del triunfo", declara Fritz Haldimann a swissinfo. Por lo demás, los reglamentos de la UEFA no permitirían el cambio fácil de patrocinador.

Para el futuro se verá. Frutiger renueva su contrato cada año con el FC Thun. "No queremos correr el riesgo de ver nuestro nombre asociado a ninguna cosa negativa. No me refiero a los resultados deportivos, sino a otros problemas. En el fondo es una manera de presionar al club para obligarle a controlar sus finanzas y a actuar en la legalidad".

Teniendo en cuenta la actualidad reciente, con las bancarrotas en los clubes Lugano, Lausana y Servette de Ginebra, es comprensible la actitud de Frutiger.

Y si el FC Thun requirió de contribuciones sutanciales para el cambio de categoría, tal vez deba buscarse otro patrocindor principal. "Tenemos límites y el club lo sabe", sentencia Fritz Haldimann.

swissinfo, Doris Lucini
Traducción: Juan Espinoza

Datos clave

Frutiger es una empresa constructora familiar basada en Thun.
Fundada en 1869, es dirigida actualmente por Luc y Thomas Frutiger.
Su cifra de negocios en 2004 llegó a 419 millones de francos.
Es el patrocinador principal del FC Thun con 300.000 francos anuales.
Algunos auspiciadores de la Liga de Campeones: Opel (Milán) tiene una cifra de negocios de 22.000 millones; Siemens (Real Madrid), 116.900 millones; Deutsche Telekom (Bayern Münich) 99.300 millones; Vodafone (Manchester United) 81.100 millones.

End of insertion

Contexto

- El FC Thun se clasificó segundo en el último campeonato suizo. En la ronda clasificatoria para la Liga de Campeones derrotó a Dínamo de Kiev y Malmö de Suecia.

- El club cuyo presupuesto es de 5,2 millones de francos (400.000 de los cuales van a los jóvenes) afrontará a Arsenal (14.09. en Londres, 22.11. en Berna), Ajax (18.10. en Amsterdam, 02.11 en Berna), y el Sparta Praga (27.09. en Berna, 02.12. en Praga).

- Para los partidos internacionales, el equipo recibirá a sus adversarios en el Estadio de Suiza, Berna. El de Thun, pequeña ciudad de 42.000 habitantes en el Oberland bernés) es muy chico.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?