Navigation

Financistas consideran la restitución de fondos

Suiza propone un mecanismo común de restitución de capitales ilícitos Keystone Archive

Representantes de importantes centros financieros del mundo examinan en Lausana la posibilidad de crear un mecanismo internacional que rija la devolución de fondos robados por dirigentes corruptos.

Este contenido fue publicado el 14 noviembre 2001 - 10:38

El encuentro de dos días arranca este miércoles con la asistencia de expertos de Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Jersey, Luxemburgo, Estados Unidos y Suiza.

El objetivo es hallar un método común que facilite la reposición de fondos públicos estafados por altos dirigentes gubernamentales al Estado de algunos países y depositados en bancos u otras instituciones financieras en el extranjero.

Las autoridades suizas - organizadoras de la reunión en Lausana -, quieren evitar que la repatriación de fondos ilegales acabe favoreciendo a grupos corruptos en los países afectados por la usurpación indebida.

El tema relativo a los fondos ilegales adquirió más resonancia tras el hallazgo de unos 700 millones de dólares depositados por el fallecido dictador nigeriano Sani Abacha en bancos suizos. Esa suma formaría parte de unos 3.000 millones sacados ilegalmente de Nigeria.

Sentar precedente
Los representantes suizos tratan de establecer un método de devolución de fondos que pueda servir de precedente en futuros casos de capitales ilícitos. En la actualidad no existe una legislación internacional que regule el reembolso de ese tipo de haberes.

"Queremos encontrar los mejores instrumentos de restitución, teniendo cuidado de identificar hasta dónde están dispuestos a ir en este proceso nuestros asociados", señaló Nicholas Michel, del Ministerio de Relaciones Exteriores, a tiempo de precisar que el interés de los participantes no es crear otra institución más de lucha contra el crimen financiero.

Flujo de capitales
Una reunión similar, celebrada el pasado mes de enero en Lausana, permitió a los representantes financieros intercambiar ideas sobre la forma de impedir a los gobernantes corruptos depositar dinero ilícito en centros financieros. En la ocasión discutieron también acerca de los métodos posibles para detectar y decomisar tales fondos.

Todas las tentativas hechas por Suiza desde hace años para frenar el flujo de capitales ilícitos a los bancos del país han fracasado.

Como consecuencia de los fondos depositados en Suiza por el desaparecido dictador de Filipinas, Ferdinando Marcos, en la década de los años 80, Suiza decidió apelar a la cooperación internacional para combatir mejor el crimen financiero. Cabe recordar que tras los procedimientos legales de rigor, la Confederación devolvió a Manila los fondos públicos usurpados por Marcos.

El asunto Abacha, el más reciente de esta naturaleza, ha dado lugar a que Suiza reexamine los mecanismos jurídicos disponibles para el tratamiento de fondos ilícitos.

"Hemos encontrado una solución políticamente aceptable, eficiente y que responde a los intereses de la población del país", señaló al respecto Jacques de Watteville, alto funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Suiza.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?