Navigation

Es improbable que Suiza se quede a oscuras

Suiza es relativamente autónoma y autosuficiente en materia energética. Keystone

Aunque la avería que dejó sin luz a casi toda Italia este domingo tuvo su origen en Suiza, parece que las verdaderas causas del apagón están en Italia.

Este contenido fue publicado el 29 septiembre 2003 - 21:16

Los expertos opinan que en Suiza no podría producirse un corte de suministro eléctrico de esas dimensiones.

Según los expertos, es improbable que en Suiza pueda producirse un apagón de las características del que vivió Italia este domingo.

En primer lugar, Suiza se ha dotado de un sistema diversificado de fuentes energéticas: cerca del 60% energía hidráulica, casi el 40% energía nuclear y el resto energías alternativas.

“En caso de avería, podemos sobrevivir varias horas sin problemas”, afirma Karl Imhof, portavoz de ETRANS, la Oficina de coordinación de la red de alta tensión, creada en 1999 por las siete principales empresas eléctricas del país.

“Además, la ventaja de la energía hidráulica es que se puede producir más de 1.000 megavatios en pocos segundos”, explica.

Y esto permite compensar una caída de tensión en una línea dañada. De hecho, es primordial poder establecer una tensión constante en toda la red, con el fin de evitar una sobrecarga en un segmento que puede provocar un cortocircuito.

Eso fue lo que ocurrió en Italia. La GRTN, sociedad estatal encargada del suministro eléctrico, no logró aumentar la tensión para impedir la caída en cascada de toda la red que dejó completamente a oscuras a la población italiana.

Bastante autosuficiente

Además, Suiza apenas depende del extranjero en el sector eléctrico. Y la proporción de corriente que exporta corresponde aproximadamente a la mitad del consumo interno, lo que significa un récord en Europa.

“Somos bastante autosuficientes, a diferencia de Italia, que importa 6.000 megavatios por hora, el equivalente de la producción de 5 a 6 centrales nucleares”, señala Karl Imhof.

“Pero, obviamente, no podemos decir de esta agua no beberé”, agrega. “Solemos tener averías como la que se produjo en el Lukmanier, es decir, un árbol que cayó sobre una línea de alta tensión y provocó un cortocircuito”.

Pero sin mayores consecuencias. El incidente que se produjo en Suiza en la noche del sábado al domingo duró poco y sólo afectó a las regiones fronterizas, por lo que ETRANS deduce que la red helvética es estable y está bien coordinada.

Situación de monopolio

Unas 900 empresas aseguran el abastecimiento de corriente eléctrica en Suiza. El país dispone de cerca de 2.300 centrales que producen electricidad. De ellas dos tercios (72,3%) son empresas estatales o semiestatales. Y es que en septiembre del 2002 los suizos rechazaron en las urnas la liberalización del sector eléctrico.

“La labor principal de las empresas eléctricas, en la situación de monopolio que prevalece, es garantizar un abastecimiento seguro”, señala Sebastián Vogler, portavoz de la BKW Energie Bern, uno de los siete principales distribuidores de electricidad.

“La red de distribución está subdividida en varias zonas de regulación”, explica. En caso de avería, se puede aislar rápidamente una zona para evitar daños ulteriores.

La red permanece bajo control las 24 horas del día. En caso de incidente, intervienen los equipos técnicos. Y si el problema se extiende a regiones o países vecinos entra en acción ETRANS, la Oficina de coordinación que reagrupa a las siete principales empresas eléctricas del país y que se encarga de advertir a los socios dentro y fuera de Suiza.

Es lo que ocurrió la madruga del domingo, cuando un árbol cayó sobre una línea de alta tensión en la región del Lukmanier (cantón Grisones). Pero la advertencia no fue suficiente. Media hora después, una reacción en cadena provocaba el apagón más gigantesco en la historia de Italia.

Coordinación y rapidez

Una cosa parece cierta: Hay dos factores que son indispensables cuando se produce una interrupción en la red de distribución europea: una capacidad de reacción inmediata y una buena comunicación entre los distribuidores.

Pocos segundos pueden ser determinantes para evitar el colapso de un sistema de distribución eléctrica. Según el caso, se necesita aumentar la producción energética en algunos puntos y disminuirla en otros. Asimismo son imprescindibles las reservas de electricidad para poder alimentar inmediatamente la red.

Infraestructura superada

Todo parece indicar que ese procedimiento no funcionó en Italia. Anton Bucher, director de la Asociación Suiza de Empresas Eléctricas, señala que en una situación como la del domingo el socio italiano hubiera tenido que regular inmediatamente el flujo eléctrico.

El hecho de que el corte eléctrico durara poco tiempo en Suiza demuestra que el sistema de regulación funciona en el país alpino. “Aparentemente, Italia no estaba en condiciones de solucionar los problemas”, subraya.

Además, según Bucher, las redes italianas se utilizan hasta al límite de su capacidad, situación admitida este lunes por un representante de la empresa estatal eléctrica italiana ENEL.

Desde que Italia optó por abandonar la energía nuclear, a raíz de la catástrofe de Chernobil, y decidió cerrar las centrales existentes, se ha visto obligada a importar electricidad del extranjero, de donde proviene hoy el 20% del abastecimiento eléctrico del país. Y la mitad de ese porcentaje lo suministra Suiza.

Con 24.926 gigavatios/hora, Italia fue en el 2001/2002 el principal comprador de electricidad producida en Suiza ((delante de Alemania. Tal vez por esa razón el país haya atribuido al vecino del norte la responsabilidad principal del apagón que sufrió el domingo.

swissinfo, Rita Emch
(Traducción: Belén Couceiro)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?