Navigation

El trabajo, principal causa de tensiones nerviosas

Los empleados de mayor calificación son los afectados por disturbios psíquicos. Keystone

Casi una mitad de los trabajadores en Suiza sufre fuertes tensiones nerviosas, según un estudio de la Oficina Federal de Estadística.

Este contenido fue publicado el 23 noviembre 2004 - 15:59

La intensificación del trabajo y la inseguridad del empleo constituyen las causas principales de la aparición de disturbios físicos y psíquicos.

"El trabajo, es la salud, no hacer nada es conservarla" cantaba hace algunos años Henri Salvador. Hoy, el trabajo aparece cada vez más como adversario de la salud. O más bien, el contexto del trabajo actual y la acumulación de tensiones psicosociales.

Antes, los atentados a la salud emanaban ante todo de las condiciones de higiene y de la dureza del trabajo, señala un comunicado de la Oficina Federal de Estadística (OFE), publicado el martes.

La encuesta, efectuada en el 2002, revela una nueva tendencia: 44% de la población activa afirma sentir una tensión nerviosa fuerte en el trabajo, es decir: 41% de las mujeres y 47% de los hombres.

Estrés progresivo

Esta tensión aumenta según el nivel de formación y el estatus socioprofesional, precisa el estudio. La proporción de trabajadores que sufre una tensión fuerte es del 37 % para los estratos menos elevados, contra el 61 % para los que se sitúan en lo alto de la escala social.

La salud es puesta en un estado lastimoso, sobre todo, por una fuerte carga de trabajo, la presión de la demanda y la exigencia de concentración durante largos períodos.

La inseguridad del empleo, que se expresa por el temor a perder su trabajo o por la de no encontrar un empleo equivalente, también contribuye al deterioro de la salud de los trabajadores activos. En 2002, 11 % de ellos temían perder su empleo, lo que se refleja de modo notable en su bienestar psíquico.

Disturbios físicos y psíquicos

Los disturbios físicos y psíquicos vinculados a la intensificación del trabajo pueden tomar formas tales como los dolores de cabeza, de pecho o de espalda, palpitaciones, disturbios del sueño y problemas de digestión.

Entre las personas que sufren tensiones fuertes, el 38% de las mujeres y el 21% de los hombres tienen disturbios físicos importantes, respectivamente, contra el 20% y el 14% de los que están menos sometidos al estrés en sus lugares de trabajo.

En cuanto a los disturbios psíquicos, afectan al 29% de las personas expuestas a tensiones fuertes contra el 16% que están menos expuestas.

swissinfo y agencias

Datos clave

La Oficina Federal de Estadística determina cada cinco años el estado de salud de la población que vive en Suiza.
El trabajo es uno de los aspectos tomados en cuenta por sus analistas.

End of insertion

Contexto

El 44% de la población activa afirma sentir una tensión nerviosa fuerte en el trabajo.
El 41% son mujeres, contra el 47% de los hombres.
El 37% de los casos corresponden a los estratos socialmente menos elevados contra el 61% para los que se sitúan en lo alto de la escala social.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?