Navigation

El mundo da un paso VS la polución por plástico. Aprovechemos el momento

El 2 de marzo fue un momento histórico en nuestros esfuerzos por detener la contaminación por plásticos. En la Asamblea deEnlace externo Naciones Unidas para el Medio AmbienteEnlace externo (UNEA), los gobiernos acordaron iniciar formalmente las negociaciones hacia un tratado mundial jurídicamente vinculante sobre la contaminación por plásticos.

Este contenido fue publicado el 25 marzo 2022 - 09:45
Director General, WWF International

Tras más de cuatro años de campaña por parte del Foro Mundial para la Naturaleza (WWF) y muchas otras organizaciones, se ha dado un paso importante en la buena dirección. Más de 2,2 millones de personas han firmadoEnlace externo nuestra petición exigiendo un acuerdo global, un llamamiento que ha sido respaldado por más de 140 empresas líderesEnlace externo así como por muchos gobiernos.

La resolución de la UNEA es la señal más clara de que el mundo está dispuesto a tomarse en serio uno de los mayores problemas medioambientales de nuestro tiempo. Descrita como "el parlamento mundial del medio ambiente", la UNEA reúne a representantes de los 193 Estados miembros de la ONU, junto con líderes empresariales, ecologistas y organizaciones de la sociedad civil.

Nunca es pronto para tomar medidas y hacer frente a la crisis de la contaminación por plásticos. La masa total de plásticos producida por los seres humanos hasta la fecha es dos veces mayorEnlace externo que la masa de todos los animales terrestres y marinos juntos. Y además está en todas partes: en los océanos más profundosEnlace externo, en el hielo del mar ÁrticoEnlace externo, incluso en nuestro propio cuerpoEnlace externo, ya que se acumula a través de la cadena alimentaria.

Todos hemos visto imágenes estremecedorasEnlace externo de playas colmadas de desechos plásticos, tortugas comiendo bolsas de plástico o mamíferos marinos enredados en redes de pesca desechadas. Casi todas las especies marinas se ven afectadas por este material de alguna manera. No obstante, igual de impactante es la contaminación por plásticos que no podemos ver: en algunas regiones, como el Mediterráneo, el mar Amarillo (al norte del mar de China Oriental) y el Ártico, las concentraciones de microplásticos ya han superado los umbralesEnlace externo en los que se producen riesgos ecológicos significativos.

Y si no actuamos ahora, el problema no hará más que empeorar. Se prevé que la producción de plásticos se duplique con creces de aquí a 2040, lo que podría significar que la cantidad de residuos de este componente en los océanos se cuadrupliqueEnlace externo para 2050. Al agravar otros riesgos como el cambio climático y la sobrepesca, la contaminación por plásticos sin control provocará extinciones y el colapso de los ecosistemas.

Ningún país puede resolver por sí solo esta crisis mundial. Sin embargo, un tratado mundial jurídicamente vinculante podría marcar una gran diferencia al establecer objetivos ambiciosos y un marco sólido para alcanzarlos.

En WWF seguiremos apoyando las negociaciones en curso para lograr un tratado fuerte, ambicioso y legalmente vinculante. Eso significa que apoyaremos a los gobiernos del mundo en desarrollo para asegurarnos de que sus puntos de vista sean escuchados e incorporados a cualquier acuerdo. En conjunto, la comunidad internacional podrá hacer más para abordar el problema si los recursos se distribuyen de forma que se maximice la rentabilidad y se apoye a los países de bajos ingresos en sus esfuerzos por cumplir sus obligaciones. En el caso de la mayoría de los tratados medioambientales, esto implica fundar un mecanismo financiero específico y bien dotado de recursos, posiblemente combinado con un sistema de transmisión de tecnología y conocimientos.

Y seguiremos trabajando con las empresas progresistas para defender un tratado sólido que cumpla el objetivo de una economía circular. Eso significa estudiar cómo las empresas pueden incorporar el ciclo de vida completo de los plásticos. Por supuesto, necesitamos una mejor gestión de los residuos para evitar que el plástico se filtre a la naturaleza. No obstante, tenemos que reducir también la cantidad de plástico virgen que se produce y utiliza, lo que significa abordar todo, desde el diseño de los productos hasta los hábitos de los consumidores. Un tratado mundial sobre los plásticos puede desempeñar un papel importante para acelerar el cambio hacia una economía circular.

Es importante también que un tratado mundial respete los derechos del sector informal de residuos. Hasta 20 millones de personas trabajan reciclando, y son responsables de más de la mitad de todo el reciclaje de plásticos a nivel mundial. Este tratado mundial es una oportunidad para apoyar y aprovechar ese trabajo que es vital.

Contar con una normativa común, estándares acordados y definiciones claras creará unas condiciones equitativas y garantizará que todos los países y todas las empresas se adhieran a él. Es una oportunidad para ofrecer incentivos positivos a los países que tomen medidas para eliminar la contaminación por plásticos, y para exigir responsabilidades a los que no lo hagan.

Seguiremos recordando a los gobiernos lo importante que es acabar con la contaminación por plásticos para nuestro mundo y para todos los que se preocupan por él.

La resolución de la AENU es un paso importante para hacer realidad un tratado mundial, aunque no es más que el comienzo. Tenemos que aprovechar el impulso y seguir presionando para que se tomen medidas urgentes. Cada día que nos retrasamos, más plástico va a parar al océano, donde permanecerá durante cientos o incluso miles de años.

Es hora de cambiar el rumbo de la contaminación por plásticos de una vez por todas.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente las del autor, y no reflejan necesariamente la opinión de SWI swissinfo.ch.


En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?