Navigation

El futuro incierto de la CICIACS

Suiza apoya firmemente la organización de Comisión Internacional de Investigación de Cuerpos Ilegales y Aparatos Clandestinos de Seguridad (CICIACS) en Guatemala.

Este contenido fue publicado el 08 septiembre 2004 - 10:47

Sin embargo, esta iniciativa todavía no se concreta y su futuro sigue siendo incierto.

En materia de lucha contra la impunidad, uno de los temas que agita las aguas de Guatemala es la creación de la CICIACS, una comisión internacional que surgió de un acuerdo internacional entre la Naciones Unidas y el gobierno guatemalteco, propulsado por las organizaciones de derechos humanos.

Firmado en enero pasado por el gobierno del presidente Portillo, este acuerdo representa una esperanza para desenmascarar a las asociaciones ilícitas relacionadas con agentes del Estado, las estructuras paramilitares, los cuerpos de seguridad privada y la delincuencia organizada que, todavía, trabajan en total impunidad.

Suiza está muy comprometida con este tema. Mô Bleeker, la coordinadora del programa helvético de promoción de la paz, considera que es una iniciativa muy importante, porque debe permitir “seguir limpiando el aparato de Estado y seguir luchando contra la violencia, una violencia muy generalizada, que incluye hasta elementos dentro del Ejecutivo, dentro de las instituciones gubernamentales, pero no bajo el control de las instituciones democráticas”.

Un futuro incierto

Para que este acuerdo se concrete, el poder legislativo debe aprobar reformas constitucionales necesarias para su adecuado funcionamiento. Sin embargo, el futuro de la CICIACS parece muy incierto.

En respuesta a las inquietudes del presidente Berger, quien heredó este asunto muy polémico, la Corte de Constitucionalidad consideró, a principios de agosto, que las disposiciones del acuerdo pretenden otorgar facultades que corresponden exclusivamente al organismo judicial y al Ministerio público.

En su dictamen consultivo, la Corte determinó que el acuerdo no es un instrumento internacional en materia de derechos humanos y subrayó, además, varias incompatibilidades con la Carta Magna.

El Procurador de los Derechos Humanos anunció que, lejos de desechar la idea, se iba a trabajar sobre la revisión de los textos para lograr la compatibilidad con las leyes nacionales.

Compatibilidad que solo puede debilitar el contenido del acuerdo y postergar una vez más la tan ansiada lucha contra la impunidad y la violencia en Guatemala.

Algo grave para las organizaciones sociales que consideran que sólo un instrumento como la CICIACS permitiría retomar el camino hacia la democracia y la paz.

swissinfo, Patrick John Buffe, México D.F.

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?