Navigation

El WAP - un fenómeno de moda

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) cifra en 50 millones los usuarios de la tecnología WAP. Keystone Archive

Tres años después de su triunfal lanzamiento, la tecnología WAP no logra imponerse totalmente en el mercado suizo.

Este contenido fue publicado el 22 noviembre 2001 - 10:15

El Protocolo de Aplicaciones Inalámbricas (WAP, sigla inglesa de Wireless Application Protocol) fue anunciado por 'Telecom 99' en Ginebra como la revolución de la telefonía móvil a escala planetaria.

Permite, entre otras cosas, acceder a través de los teléfonos móviles a todos los servicios de la Red, realizar operaciones comerciales y bancarias, consultar Internet, los correos electrónicos y las previsiones meteorológicas, realizar lecturas de periódicos en tiempo real y acceder a bases de datos.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), con sede en Ginebra, estimó que esta tecnología superaría a fines del año 2001 los 100 millones de consumidores, cifra corregida a la baja (50 millones de usuarios del WAP) en el último informe semestral de la organización.

Para la UIT, Suiza fue considerado desde el lanzamiento de esta tecnología como un país de banco de ensayo, en razón del poder adquisitivo de sus habitantes, y del alto número de empresas privadas susceptibles de utilizar los servicios del WAP con fines comerciales. Pero tampoco se lograron realizar las expectativas.

El principal operador helvético de esta tecnología, Swisscom, anunció la semana pasada disponer solamente de 50.000 suscriptores a este servicio, lo que corresponde sólo al 30% de las previsiones realizadas en 1999.

Los servicios no siguen

Un consultor de la UIT estima que el relativo poco éxito de la telefonía WAP no se debe a la tecnología en sí misma, sino a as prestaciones que están relacionadas con ella. "La tecnología es perfecta y funciona, pero no así los servicios ofrecidos", señaló a swissinfo, Sid Auror.

"El caso suizo es evidente, pues los servicios conectados a los WAP son lentos, con aplicaciones pesadas, y con estándares poco funcionales, lo que hace que los costos de comunicación se encarezcan. Consultar Internet a través de un móvil toma el triple de tiempo que una conexión mediana a través de un ordenador de casa."

No hay que olvidar, subraya el experto indio, que el WAP no es más que un protocolo de acceso a multiservicios, es decir, un protocolo de comunicación. Si los servicios no están adaptados a esa tecnología, los resultados son evidentes. Los usuarios dependen del tiempo de conexión y desean un servicio eficaz y preciso, lo que actualmente no sucede.

Por otro lado, sociólogos de las comunicaciones, como Mark Keller, de la Universidad de Ginebra, estima que el WAP fue víctima del fenómeno de moda.

"Es el caso de Suiza", afirma, donde desde su lanzamiento esta tecnología fue promovida a través de la publicidad como una "palabra que expresa modernidad".

Debió ser lo contrario, agrega Keller, es decir, se debió promover un nuevo sistema de comunicación, la tecnología de punta, el acceso a nuevos servicios, la utilidad práctica de acceder rápidamente a la Red. No fue así, se le confirió más importancia a un objeto de moda, y "las modas pasan", subrayó.

Los expertos de la UIT estiman, sin embargo, que las nuevas generaciones de tecnologías de protocolo multiservicios permitirán a los usuarios ganar en tiempo y economizar dinero, pues los proveedores de servicios para WAP se habrán ya adaptado su oferta, proponiendo conexiones menos onerosas y funcionales.

Aberto Dufey, Ginebra

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?