Navigation

También en Suiza hay fiebre por las apuestas

El Mundial también provoca la sed de apuestas. Keystone

El Mundial de Fútbol no sólo despertó la pasión por el balompié sino también la manía por las apuestas a través de Internet.

Este contenido fue publicado el 06 julio 2006 - 08:45

El éxito de las empresas extranjeras especializadas en apuestas deportivas en línea hace perder millones de francos al fisco y a los aficionados en Suiza.

El Mundial provocó la explosión de las apuestas. Lo que hasta ahora no era más que un simple pasatiempo entre amigos o colegas de trabajo se ha convertido en un verdadero "deporte nacional", sobre todo después de la llegada del Internet.

De acuerdo a cálculos de la revista semanal económica 'Cash', entre 200 y 300 millones de francos parten de Suiza para terminar en los bolsillos de las compañías inglesas, alemanas o austriacas especializadas en las apuestas en la red.

Como los griegos o los turcos

Cada vez más suizos figuran entre los mejores clientes de esos grupos, aún cuando Suiza no ha tenido jamás la reputación de formar parte de los más férreos seguidores de los juegos de azar.

"Los suizos se han convertido en grandes apostadores, han desarrollado un temperamento comparable al de ciertos pueblos mediterráneos como los griegos o los turcos", afirma Pierre Finke, responsable de mercadotecnia de 'Interwetten'.

El 10% de las sumas que llegan a esa empresa con sede en Austria provienen de los jugadores helvéticos: 98% de ellos son hombres de entre 20 y 50 años de edad.

"Los suizos son clientes muy asiduos y, en promedio, colocan montos más elevados que la clientela de otros países europeos. Seguramente se debe a que el nivel de vida en Suiza es más alto, pero también porque las posibilidades de establecer apuestas con relación a manifestaciones deportivas son muy limitadas en su país."

Prohibidas por ley

Las apuestas están prácticamente prohibidas por la legislación helvética, que sólo permite el 'sport-toto' y las loterías cantonales controladas por las empresas 'Sport-Toto, 'Swisslos', la 'Loterie Romande' (la lotería de la parte francófona de Suiza), además de las pequeñas loterías organizadas por asociaciones de beneficencia.

No obstante, como en muchos otros sectores, internet ha abierto nuevas posibilidades de lucro traspasando las fronteras geográficas. Las empresas de apuestas en línea operan fuera del territorio suizo, sin preocuparse de los reglamentos locales.

De esta forma, éstas no deben pagar el impuesto anticipado del 35% que se deduce de las ganancias, un instrumento fiscal aplicado por la Confederación para los jugadores afortunados.

Sin embargo, las autoridades suizas no pueden intervenir en contra de las actividades de las firmas provenientes dedicadas a las apuestas en Internet y que desarrollan sus actividades en los países vecinos, aunque generalmente este tipo de negocios tiene su sede en Chipre, Malta o Gibraltar.

Tampoco el fisco suizo puede hacer nada con respecto a los jugadores que participan en estos juegos a través de la red virtual ya que, normalmente, las apuestas en Internet giran en torno a sumas limitadas a algunas decenas o centenas de francos. Montos demasiado modestos para poner en marcha la costosa maquinaria administrativa para buscar a los evasores.

Mercado interior reducido

La empresa 'Sport-Toto experimenta una erosión cada vez más significativa en el número de sus clientes ante la aparición de esa competencia del exterior.

"Estos grupos activos a través de internet nos han quitado parte importante del mercado aprovechando el hecho de que no deben regirse por el marco legal suizo", subraya Roger Hegi, director de 'Sport-Toto'.

La sociedad helvética que durante décadas gozó de una situación de monopolio, ahora denuncia la falta de competencia leal.

"La ley nos obliga a ceder 2% de nuestra facturación a los cantones y a llevar de nuevo nuestros beneficios a favor del deporte suizo. En 2005, junto con 'Swisslos' y la 'Loterie Romande' pusimos 100 millones de francos a disposición de las asociaciones deportivas de nuestro país. Por el contrario, las empresas surgidas en el extranjero pueden invertir la totalidad de sus ganancias en operaciones de mercadeo o en el patrocinio", agrega Hegi.

Competencia más activa

Para hacer frente a este competencia, la empresa suiza abrió en mayo pasado la página de apuestas en línea, 'Sporttip.ch'.

Pero su margen de éxito está limitado debido a que la legislación reglamenta de modo muy restrictivao a los juegos de azar en Suiza. Las sociedades extranjeras, –que evaden las disposiciones vía internet -pueden ofrecer mejores perspectivas de ganancia a sus clientes.

"Estas empresas no deducen el impuesto anticipado sobre las ganancias superiores a los 50 francos. Por ello pueden atraer más a la clientela con cifras para vencedores más elevadas que las nuestras", explica.

A su juicio, sólo un aligeramiento del cuadro legal en Suiza podría ayudarle a su empresa a afrontar la aguerrida competencia de sus competidores extranjeros.

swissinfo, Armando Mombelli
(Traducido del italiano por P. Islas)

Datos clave

Los suizos han participado en juegos de lotería y 'sport-toto' con montos que en total giran en torno a los 1.500 millones de francos.

'Swisslos' tiene una cifra de negocios anual de mil millones de francos, la 'Loterie Romande', de 360 millones y 'Sport-Toto', de 70 millones.

El volumen de apuestas en Internet alcanza entre los 200 y 300 millones de francos por año.

End of insertion

Contexto

El Mundial también provoca la sed de apuestas.

Los juegos de lotería y las apuestas están prohibidos en Suiza, en el marco de la ley federal de 1923.

Únicamente aquellas loterías o apuestas organizadas con fines de utilidad pública o de beneficencia están autorizadas en el país.

Los cantones otorgan las autorizaciones pertinentes, a condición de que sean cubiertos los requisitos legales.

Las tres sociedades encargadas de la gestión del toto-fútbol y las loterías cantonales -'Sport-Toto', 'Swisslos' y 'Loterie Romande'- deben girar el 2% de sus facturaciones a las autoridades cantonales.

Sus utilidades son dirigidas a proyectos deportivos, sociales o culturales.

Desde su nacimiento, 70 años atrás, han dirigido alrededor de 3.000 millones de francos para respaldar asociaciones y actividades deportivas suizas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?