Navigation

Suiza... o cuando el crédito es casi gratis

El cantón de Schwyz (Suiza central), una zona de riesgo de burbuja inmobiliaria. Keystone

Las tasas de interés helvéticas son las más bajas de toda Europa. Una decisión del banco central que responde a la necesidad de ‘ahuyentar’ a los capitales interesados en refugiarse en casa.

Este contenido fue publicado el 25 octubre 2011 - 11:05
Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Los efectos son múltiples: contratar un crédito hipotecario o personal es más barato que nunca; pero las cajas de pensiones estarán en problemas para cumplir con sus compromisos.

En Suiza, la tasa Libor a tres meses cotizó el pasado viernes (21.10) a 0,04%, confirmó a swissinfo.ch el Banco Nacional Suizo (BNS). ¿Un dato más entre los millares del banco central?

No. Es la tasa matriarca de todas las tasas de interés. El indicador que determinará si una familia compra o no una vivienda propia.

Si una empresa pequeña se lanza o no a un nuevo proyecto de exportación en Asia o contrata personal. Si aquel que recibió una herencia o una indemnización reciente la invierte o la gasta.

Suiza es en 2011 el “país de la tasa cero”, y las ventajas son numerosas, pero también hay riesgos.

Isla de las tasas

La Escuela Superior de Comercio de la Universidad de Lausana (HEC) llamó hace una década a Suiza la isla de las tasas de interés: un espacio geográfico que se maneja con reglas en materia de tipos de interés.

La realidad lo confirma. En 2011, Suiza es el único país de Europa cuya tasa de interés nominal roza el cero, a pesar de que su situación económica es mucho mejor que la del resto de Europa, confirman datos del Banco de Pagos (BPI), con sede en Basilea. Solo un país en el mundo tiene tasas inferiores: Japón.

En su más reciente estudio sobre las Ventajas y Desventajas de las Tasas de Interés Bajas, el BIP afirma que “para evitar caer en una nueva Gran Depresión, los bancos centrales han optado por medidas no convencionales como una política monetaria expansiva en el largo plazo (tasas de interés bajas)”.

Una decisión que Suiza ha llevado al extremo y que, según el Grupo de Expertos de la Confederación Helvética de Seco -Tendencias Coyunturales para 2012-, “permitirá inversiones interesantes en la construcción y garantizará que Suiza no caiga de nuevo en recesión”.

A comprar vivienda

El mercado hipotecario es, pues, el gran beneficiario de las tasas cero. Los suizos se animan, como nunca, a ser propietarios de su vivienda en un país caracterizado por el alquiler.

La Oficina Federal de Estadística (OFE) refiere que, mientras “en 1990, solo el 31% de los suizos eran dueños de los bienes inmuebles que habitaban, este año representan el 41%”.

El Valais es líder, con un 66% de propietarios, seguido de los cantones del Jura (54%) y Friburgo (47%). En el otro extremo se hallan Vaud (33%) o la crítica Ginebra (18%) con su escasez crónica de vivienda.

Christophe Chevassus, director de Mon Taux, gabinete de asesoría inmobiliaria, explica a swissinfo.ch que una de las principales ventajas de las tasas bajas del presente “son las oportunidades que abre para la adquisición de propiedades. Hace unos años, un bien inmueble de un millón de francos tenía entre tres y cinco compradores potenciales. Hoy, más de 40”.

El experto basado en Ginebra aclara que si bien los créditos hipotecarios han crecido durante los últimos dos años, la expansión de éstos no es exponencial.

Actualmente se puede contratar un crédito hipotecario a una tasa anual del 2%, pero las instituciones de crédito son cautas y evalúan la solvencia de sus clientes estimando si serían capaces de pagar el mismo crédito a una tasa del 5% anual. Luego determinan si liberan los recursos o no.

La temida ‘burbuja inmobiliaria’

¿Por qué se habla entonces de riesgos de burbuja hipotecaria en Suiza?

En mayo pasado, UBS presentó un índice inédito al que llamó Evolución de la Burbuja Inmobiliaria”, cuya meta es medir los riesgos de la evolución del mercado hipotecario suizo.

Matthias Holzhey y Claudio Saputelli, autores del índice, sostienen que Ginebra es una zona de riesgo, ya que los precios de la vivienda se han duplicado durante la última década.

Le siguen en orden decreciente de importancia Zúrich y Lausana, así como Zug, la región de March (cantón Schwyz), Vevey y Nyon (Vaud) o Zimmerberg (Zúrich).


Para su evaluación, UBS considera indicadores cuya evolución fue clave en países que han vivido previamente crisis inmobiliarias como España y Estados Unidos.


El gran temor reside en que la economía internacional es un péndulo que va siempre de un extremo a otro. Las tasas tenderán a aumentar en el futuro y esto provocó ya una burbuja hipotecaria con efectos muy nocivos en la Suiza de los años 90.

Chevassus estima que la situación es distinta hoy: “En el presente, el 80% de los créditos inmobiliarios están negociados a tasas fijas. Por lo tanto, un repunte de tasas no sometería a los deudores de hipotecas a un riesgo excesivo”.

Pensiones en riesgo

En Suiza, Swisscanto, organismo que aglutina a los bancos cantonales especializados en la administración de pensiones, ha expresado este otoño sus temores con respecto a la “dramática caída de las tasas de interés”.

En opinión de Swisscanto, las bajas tasas de interés son el gran desafío que enfrentan dichas instituciones y los jubilados, porque no está claro que en el futuro las cajas sean capaces de asegurar los rendimientos que necesitan para cumplir con las prestaciones que han convenido con sus clientes.

Los intereses que generan los fondos que concentran –una masa de recursos de 431.000 millones de francos suizos canalizada por 373 cajas– capitalizan las aportaciones de los clientes y permiten garantizar un ingreso a las personas en edad de jubilación.

Las ventajas y las desventajas deberán convivir durante algún tiempo más, pues de acuerdo con bancos como Credit Suisse, “ningún incremento es previsible para las tasas de interés durante los próximos 12 meses”.

contexto

El Banco Nacional Suizo (BNS) ha alertado sobre los riesgos que presenta la evolución del mercado inmobiliario helvético. El valor de los inmuebles ha crecido a una tasa superior al 5% anual en 2009 y 2010.
 
La Autoridad Federal de Supervisión de los Mercados Financieros (FINMA) de Suiza reconoce que no tiene potestad para frenar el ritmo de financiación hipotecaria de los bancos, pero sí la capacidad de supervisar el manejo de riesgos que asumen para evitar problemas futuros.
 
El principal temor de las autoridades es que, una vez que la recuperación se consolide y las tasas de interés repunten a escala internacional, los deudores se encuentren ante hipotecas más altas de lo que puedan pagar.

En el presente, los créditos hipotecarios en Suiza se contratan a tasas de entre 0,80%, en préstamos a dos años, y 2,58% en el caso de compromisos a 12 o 15 años.

End of insertion

tasa cero

Se habla de tasa de interés cero cuando un banco central fija su tasa de referencia (rectora de créditos e inversiones) cerca de esta referencia.

Una tasa de interés nominal cero, puede traducirse fácilmente en una tasa de interés real negativa.

Por ejemplo, en Suiza la inflación prevista para 2012 será del 1%.

Sin embargo, si los bancos otorgan a sus clientes tasas de interés de solo un 0,5%, dicho premio financiero ni siquiera compensa la erosión de la inflación, lo que es un desincentivo para los ahorradores.

En el reverso de la moneda, una política de tasas de interés bajas favorece a las empresas que toman créditos para crecer, renovar maquinaria o iniciar proyectos, porque el dinero es ‘barato’. Y propicia para la contratación de créditos hipotecarios.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?