Navigation

Los gobiernos deben afrontar el impacto del comercio en el clima

La contaminación global por carbono aumentó este año a casi los niveles de 2019, tras una disminución durante los confinamientos por la pandemia. Según el Global Carbon Projet, un total de 36 400 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono invisible se emiten en todo el mundo. Copyright 2021 The Associated Press. All Rights Reserved

La producción y el intercambio de bienes son el corazón de nuestro mercado globalizado y tienen un impacto ambiental significativo. Sin embargo, poco se discutió en la COP26 sobre la manera de hacerlos más sostenibles, dijo a SWI swissinfo.ch Thomas Cottier, exdirector del Instituto Mundial del Comercio.

Este contenido fue publicado el 18 enero 2022 - 09:00

Los productos que compramos provienen de todo el mundo y a menudo no se producen de manera sostenible. Para Thomas Cottier, profesor emérito de la Universidad de Berna y exdirector general del Instituto Mundial del Comercio (WTI por su sigla en inglés), adoptar las decisiones comerciales correctas y recompensar los bienes importados que son el resultado de una producción sostenible podría ayudar significativamente a lograr los objetivos establecidos en la última conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP26).

Entre ellos: mantener el calentamiento global dentro de los 1,5 grados centígrados de los niveles preindustriales y movilizar al menos 100 mil millones de dólares en financiamiento climático anual para los países en desarrollo.

Un buen ejemplo es el acuerdo de libre comercio de Suiza con Indonesia, que permite las importaciones subsidiadas de aceite de palma siempre que se cumplan los estándares de sostenibilidad.

Thomas Cottier, profesor emérito de la Universidad de Berna y exdirector general del Instituto Mundial del Comercio (WIT). wto.org

No obstante, en la COP26 de Glasgow -celebrada el pasado mes de noviembre- apenas se discutió la manera en que las medidas comerciales pueden frenar el cambio climático. Una oportunidad desaprovechada, según Cottier. El profesor sostiene que los gobiernos deben centrarse en la infraestructura verde y la producción industrial y no en las consumidoras y los consumidores.

SWI swissinfo.ch: ¿Qué conclusiones saca de las decisiones adoptadas en la COP26 en noviembre?

Thomas Cottier: Las decisiones adoptadas en Glasgow sobre la base del Acuerdo de París de 2015 son esencialmente compromisos unilaterales de los Estados. La comunidad internacional no tiene realmente los medios para hacerlos vinculantes. Si países como India y China no asumen compromisos claros, no se puede hacer mucho. Además, se ha asegurado muy poca financiación para las medidas de adaptación al cambio climático en los países en desarrollo, y las naciones industrializadas aún tienen que comprometerse a contribuir al Fondo Verde para el Clima [una plataforma global para reaccionar ante el cambio climático mediante la inversión en proyectos de bajas emisiones] y otros instrumentos].

swissinfo.ch: Así es que hay que hacer más...

T.C.: Definitivamente, diría que sí. En la COP26 no hubo una verdadera discusión sobre las medidas comerciales para avanzar en los objetivos de la conferencia. Muchas de las medidas que tomen los países afectarán al comercio internacional de bienes y servicios. Los Estados deben tratar de encontrar un terreno común dentro de la OMC.

Hasta ahora, la OMC - con sede en Ginebra- y sus miembros han adoptado una postura más bien pasiva. Se abstienen de abordar de manera proactiva el tema del cambio climático o la biodiversidad, excepto en las negociaciones pesqueras en curso, que buscan reducir los subsidios a los combustibles fósiles para las flotas pesqueras.

Por otro lado, se han logrado avances importantes en la contabilización de las emisiones de CO2, lo cual es crucial para definir un sistema válido a nivel mundial, de precios y comercio de carbono.

swissinfo.ch: ¿Qué temas comerciales considera que deberían priorizarse?

T.C.: El más importante concierne el reconocimiento de procesos y métodos de producción (PPM) [del inglés Processes and production methods]. Estos definen el tratamiento de los bienes y servicios. Cada vez es más relevante la manera en que se elabora un determinado producto, sea de forma sostenible o no. Las condiciones del mercado varían según la sostenibilidad del ciclo productivo.

Por ejemplo, los PPM facilitan el acceso al mercado para el acero fabricado de manera sostenible, mediante el uso de energía hidroeléctrica, térmica, eólica o solar, pero imponen tarifas más altas para productos basados en combustibles fósiles y, por lo tanto, contaminantes.

Importancia de procesos y métodos de producción 

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el término PPM define la forma en que se fabrican o procesan los productos. También tiene en cuenta cómo se extraen los recursos naturales.

Los PPM pueden tener un impacto ambiental significativo. Los procesos y métodos utilizados en la producción pueden afectar las características de un producto, lo que podría contaminar o degradar el medio ambiente cuando es utilizado. Pero un proceso o método en sí también podría tener un impacto ambiental, por ejemplo, al liberar contaminantes al aire o al agua.

Las políticas relacionadas con los PPM son herramientas importantes para promover el desarrollo sostenible, por ejemplo, asegurando que los productores asuman los costos del daño ambiental. 

End of insertion

La jurisdicción del sistema de resolución de controversias de la OMC permite, bajo ciertas condiciones, ser tenida en cuenta, pero el tema debe negociarse de manera más amplia.

Debe establecerse un vínculo con las normas sobre tecnología sostenible y transferencia de conocimientos a los países en desarrollo, que generalmente ven los procesos de producción como medidas proteccionistas y restricciones comerciales encubiertas. Pero esto requiere nuevas medidas para incentivar el acceso a la propiedad intelectual, particularmente a las patentes, por ejemplo, a través de devoluciones de impuestos a exportadores.

Otros temas se relacionan con las reglas futuras para conectar las redes eléctricas a escala trasnacional para facilitar el comercio de energía hidroeléctrica, eólica y solar, todo lo cual depende de las diferentes condiciones climáticas.   

"Todavía dependemos demasiado de los compromisos voluntarios y unilaterales, que no implican ninguna obligación en el plano del derecho internacional"

End of insertion

swissinfo.ch: ¿Por qué, en nuestro mundo globalizado, las medidas comerciales no se toman realmente en cuenta en las políticas globales de cambio climático?

T.C.: Las razones radican principalmente en la departamentalización de las políticas y responsabilidades gubernamentales. En Suiza, por ejemplo, el Ministerio de Medio Ambiente, Transporte, Energía y Comunicaciones es responsable de las negociaciones sobre el cambio climático en el seno de las COP.

El Ministerio de Economía, Educación e Investigación, que se ocupa del comercio internacional, no está directamente involucrado. Y el Ministerio de Exteriores no coordina los esfuerzos internacionales, ni tampoco el Consejo Federal [Gobierno].

Si buscamos modelos, podemos mirar a la Unión Europea y sus políticas y programas globales desarrollados bajo el Green Deal [Pacto verde europeo]y los instrumentos relacionados.

Gracias a su poder de mercado, la UE es capaz de establecer la agenda de manera proactiva a través de medidas unilaterales, como el comercio de carbono o el Ajuste Fronterizo de Carbono [el impuesto europeo al CO2 que tiene como objetivo proteger a las industrias europeas de la competencia de empresas de países extranjeros no sujetos a estándares climáticos].

Este último utiliza los PPM para compensar la competencia desleal provocada por las importaciones de bienes producidos de forma no sostenible. Esto se refiere, por ejemplo, a la importación de acero barato fabricado con combustibles fósiles frente al acero producido de forma sostenible, que es más caro.

El comercio y el medio ambiente están mejor coordinados en la UE que en Suiza.

swissinfo.ch: ¿Podemos decir que los procesos y métodos de producción son herramientas útiles para comprender toda la cadena de suministro de un activo determinado y evaluar su sostenibilidad? ¿Cómo se puede determinar el impacto ambiental real de un producto?

T.C.: Bajo las reglas clásicas de no discriminación, los productos importados tienen derecho a ser tratados de la misma manera que los productos nacionales. En principio, los modos de producción son irrelevantes. El principio de sostenibilidad, que equilibra las preocupaciones económicas, sociales y ambientales, cambia esta ecuación. La protección de las normas laborales y las preocupaciones ambientales, como el cambio climático o la biodiversidad, se vuelven centrales.

Los procesos y métodos de producción permiten a los Estados importadores evaluar el impacto social y ecológico en el país de producción. No se trata de rastrear los orígenes de todos los bienes, sus componentes y el momento en que fueron producidos. Esto sería prácticamente imposible. Pero sí significa concentrarse en una serie de productos altamente contaminantes, como el hormigón, el acero y otros metales, la electricidad y otros bienes básicos.

Por el momento, seguimos dependiendo demasiado de compromisos voluntarios y unilaterales, que no implican ninguna obligación en el plano del derecho internacional. Necesitamos perfeccionar el sistema con medidas comerciales y crear un marco apropiado para ello en la OMC, o en la misma medida en los acuerdos bilaterales preferenciales.

swissinfo.ch: ¿A qué tipo de medidas se refiere?

T.C.: Un ejemplo reciente es el acuerdo de Suiza y la AELC [Asociación Europea de Libre Comercio] con Indonesia sobre el aceite de palma. Implementa el cambio de paradigma a través de los PPM. Las cuotas tarifarias preferenciales sobre el aceite de palma importado de Indonesia están vinculadas a métodos de producción sostenibles y estándares acordados.

“La transición energética es un gran desafío para todos los países, pero especialmente para una democracia directa”

End of insertion

swissinfo.ch: Usted cita un ejemplo positivo de Suiza, pero el electorado suizo rechazó la propuesta de revisión de la ley de CO2. ¿Dónde podría mejorar Suiza?

T.C.: El rechazo a la ley del CO2 debe enseñarnos que es importante adoptar medidas de transferencia de tecnología que sean compatibles con la justicia social. Es difícil tratar a las ciudades, con una densa red de transporte público, de la misma manera que al campo, donde la gente depende de los automóviles o de la calefacción descentralizada. Los enfoques que se centran demasiado en las consumidoras y los consumidores difícilmente pasan en los referéndums. En cambio, el enfoque debe estar en la infraestructura, la producción, la industria y las transiciones a largo plazo, que ofrecen la posibilidad de generar crecimiento, nuevas tecnologías y nuevos empleos.

swissinfo.ch: Una evaluación del grupo de expertos Climate Analytics reveló que los esfuerzos de Suiza para frenar el cambio climático son insuficientes y que si otros países hicieran lo mismo, las temperaturas podrían aumentar hasta 4 grados centígrados para fines de siglo. Mientras tanto, las importaciones han aumentado considerablemente en los últimos años. El panorama parece bastante sombrío...

T.C.: Si incluimos las importaciones en la huella global, Suiza todavía tiene mucho que hacer en todos los niveles de gobierno, tanto federal como cantonal. Mucho depende de las políticas de las grandes ciudades, que deben ser fortalecidas. La transición energética es un gran desafío para todos los países, pero en particular para una democracia directa.

Suiza tendrá que cooperar estrechamente con la UE para lograr sus objetivos climáticos. Y a nivel internacional, el país podría proponer iniciativas comerciales a la OMC y comprometerse seriamente a optimizar su sector financiero operando globalmente en la óptica de inversiones sostenibles. La responsabilidad social de las empresas sigue en la agenda.

Traducido del italiano por Marcela Águila Rubín

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?