Navigation

Las exportaciones suizas más altas en 30 años

La balanza comercial suiza en 2006 muestra un excedente de 12.000 millones de francos. Keystone

Suiza marcó un nuevo récord histórico en materia de comercio exterior. Las ventas a mercados como Rusia o India crecieron dos cifras.

Este contenido fue publicado el 02 febrero 2007 - 09:01

Petroplus, basada en Zug, sale de compras por Londres y las empresas familiares demuestran ser proporcionalmente más rentables que los grandes corporativos.

El comercio suizo volvió a sentar precedente en 2006: Las exportaciones fueron las más altas de los últimos 30 años, y las importaciones las más dinámicas desde hace siete.

Todo según cifras de la Administración Federal de Aduanas (AFA) dadas a conocer este jueves (01.02).

El superávit de la balanza comercial helvética –que refleja justamente el balance final entre lo que Suiza vendió en el extranjero y aquello que compró a otros países- alcanzó 11.660 millones de francos suizos, gracias a un registro extraordinario en las ventas del sector químico-farmacéutico suizo.

Al desglosar los datos, la AFA refiere que las exportaciones crecieron 13% en términos nominales, para sumar 177.200 millones de francos suizos.

Los mercados más atractivos fueron Rusia, Ucrania, Rumania e India, destinos en los que las ventas de productos suizos crecieron entre 34 y 46%.

En tanto, en países como Corea del Sur (con el cual Suiza tiene hoy un TLC), los Emiratos Árabes, México o Brasil, representaron un progreso en las ventas del orden del 15%.

Las importaciones, por su parte, superaron los 165.540 millones de francos suizos y se concentraron sobre todo en los llamados bienes de consumo, es decir, alimentos, bebidas y ropa provenientes de destinos como la Unión Europea (UE), EEUU y África y América Latina, según los datos oficiales.

Petroplus de compras

También este jueves (01.02) se formalizó la decisión de Petroplus, refinería basada en Zug, de comprar a su homóloga Coryton a su actual propietaria, la británica British Petroleum (BP).

La transacción reviste especial interés por dos razones: alcanzará un monto de 1.750 millones de francos suizos, y tiene importancia estratégica en Europa.

Coryton es la principal proveedora de gas, diesel y keroseno de Inglaterra con una capacidad de producción de 172.000 barriles de petróleo bruto por año, y de alrededor de 70.000 barriles de otro tipo de carburantes.

Y es de hecho, la encargada de abastecer carburantes para los aeropuertos londinenses Heathrow y Gatwick, ejes del tráfico aéreo de la capital británica.

Petroplus, por su parte, está basada en Zug y cotiza en la bolsa helvética desde 2006.

El grupo es también propietario de la refinería de Cressier, en Neuchatel, y de otras dos refinerías del Viejo Continente, Tesside (Reino Unido) y Anvers (Bélgica). Dado su monto, la transacción será financiada vía deuda.

"Nuestra previsión es emitir un máximo de seis millones de acciones en Europa, y creemos que el mercado las recibirá muy bien porque es un buen proyecto, colocado en un buen momento", afirmó Karyn F. Ovelmen, Directora Financiera de Petroplus.

Independientemente del acuerdo inicial al que llegaron las dos empresas (vendedora y compradora), la transacción requiere todavía el visto bueno de las autoridades antimonopolio de Suiza, que tendrán que emitir un fallo al respecto durante los próximos tres meses.

Si avalan la operación –lo que seguramente sucederá-, la venta podría concretarse antes de junio.

Mejor en familia

Durante los últimos 10 años, las empresas familiares han demostrado un desempeño más sólido y una rentabilidad superior a las que poseen accionistas diversos.

En el Viejo Continente el crecimiento de los negocios familiares ha sido del 8% anual en promedio entre 1996 y 2006, según un estudio realizado por el Credit Suisse y presentado este martes (30.01).

Tres razones explican lo anterior: unanimidad y concentración sobre los objetivos de largo plazo de la empresa, focalización en el "corazón" de la actividad, y comunicación entre la dirección y el resto de los socios de la empresa familiar.

A diferencia de las empresas con accionarios diversos, y más aún de aquellas que cotizan en bolsa, las familiares no están sometidas a la presión implícita en los resultados trimestrales, o en la evolución de sus competidores.

Otro punto a su favor es que se concentran en su oficio original, en una o apenas algunas actividades y se orientan hacia el nicho de mercado que les es más favorable, reduciendo las adquisiciones y la dispersión de objetivos.

Un factor adicional que las hace más rentables es que una empresa cuyos accionistas y operadores son una sola familia, normalmente poseen un número limitado de empresas en las que está colocado todo su patrimonio, en consecuencia hay que cuidarlo y hacerlo crecer.

Más empleo

Otra de las noticias relevantes de la presente semana económica (29.01), fue el anuncio de que el boom económico que vive Suiza favorecerá la creación de empleos en el seno de las grandes empresas helvéticas.

Concretamente, entre los dos gigantes del sistema bancario, el UBS y el Credit Suisse, más el grupo relojero Swatch, se abrirán 1.700 empleos durante 2007.

El UBS, concretamente, se ocupará de crear 600 nuevas plazas, todas ellas en Suiza, según el compromiso de Marcel Ospel. Y a nivel internacional, la creación será de 5.000 nuevos puestos.

Y las contrataciones de este año son una mera continuación de la inercia del 2006, año en el que el UBS aumentó su equipo de trabajo con 5.000 elementos, 2.000 de ellos contratados en territorio helvético.

En tanto, el Credit Suisse abrió 600 nuevas plazas en todas las divisiones, según confirmó Oswald Gruber, Director General del grupo financiero, quien aclaró que lo anterior no impedirá que sigan recortando el gasto operativo.

Este año se prevé que las erogaciones de la empresa sean 2.500 millones de francos suizos inferiores a 2006, pero los ahorros se conseguirán vía productividad, no a través de recortes laborales.

Y Swatch, grupo relojero líder de Suiza, contratará 140 relojeras de alta calificación para su marca Breguet.

swissinfo/Andrea Ornelas

Contexto

El boom del comercio exterior suizo en 2006 se concentró en la venta de bebidas, productos químicos, medicamentos, instrumentos de precisión y relojería, según las autoridades aduaneras.

La refinería Petroplus fue fundada en 1993 y el primer paso estratégico que dio fue la adquisición (1997) de la refinería Antwerp, en Corea del Sur; a la que le siguieron la helvética Cressier (2000) y la británica Teesside (2003).

El UBS y el Credit Suisse, ambas generadoras de empleos en 2007, encabezan un proyecto para crear este año una nueva bolsa de valores europea que se caracterice por reducir el cobro de comisiones a sus clientes.

End of insertion

Datos clave

En 2006, las exportaciones suizas crecieron: Rusia (35%), Ucrania (38%), Rumania (46%), Corea del Sur (30%), Brasil (15%), Francia (10%), Reino Unido (12%).

Petroplus emplea a 1.100 personas en Europa y sus acciones cotizan en el Euronext y en la bolsa suiza (SWX).

En Suiza, 3 de cada 100 helvéticos que buscan trabajo, no lo encuentran, según la Seco.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?