Navigation

La economía suiza envía señales mixtas

Durante los últimos años, la economía global ha sido una montaña rusa. Keystone

Suiza ha resistido con solidez los embates externos, pero su positivo panorama general encubre profundas disparidades en el interior de los sectores.

Este contenido fue publicado el 04 abril 2012 - 11:00
swissinfo.ch

Los economistas, favorablemente sorprendidos por la fortaleza de la economía helvética, han mejorado sus pronósticos para el año 2012. Sin embargo, muchos grupos industriales no están convencidos de esta visión optimista.

El mes pasado, la Secretaría de Estado de Economía (Seco) se mostró más optimista que en 2011 al informar de que Suiza crecería un 0,8% este año.

El dato está lejos de mostrar una economía a todo vapor, pero mejora la perspectiva de Seco de diciembre pasado (0,5%) y evidencia que Suiza posiblemente escapará a la recesión que ya afecta a algunos de sus vecinos.

El Instituto de Investigación Coyuntural de Zúrich (KOF por sus siglas en alemán) también revisó al alza sus pronósticos y anunció que el PIB crecerá un 0,8% este año, en lugar del 0,2% que preveía en diciembre. El instituto BAK Basel, por su parte, rectificó su previsión precedente (0,3%) y vaticina que la economía crecerá un 0,7 en 2012.

Crecientes divergencias

“En diciembre esperábamos estancamiento para el año 2012, o incluso un crecimiento negativo de la economía durante los dos primeros trimestres. Sin embargo, creo que lo peor quedó atrás este invierno”, señala a swissinfo.ch el director de KOF, Jan Egbert Sturm. “Un modesto crecimiento del 0,8% difícilmente puede ser considerado como optimista, pero nos sorprende la fortaleza de la economía suiza”, añade el experto.

La mejora en el pronóstico llegó aparejada a la mejor perspectiva de la crisis europea de la deuda, un problema que a finales de 2011 lucía mucho peor que ahora. Sin embargo, la situación de cada sector productivo es distinta, y el panorama no podría ser más divergente.

Mientras las industrias farmacéutica y relojera viven un boom, una evolución favorable se ha hecho patente también en el sector de construcción debido al florecimiento del mercado de la compra de bienes raíces. En cambio, industrias como la de la maquinaria, el turismo o los textiles son claras perdedoras de la crisis debido al franco fuerte y los problemas económicos de Europa.

El financiero es otro de los sectores que ha sufrido como resultado de una suma de factores: tasas de interés bajas, aversión al riesgo por parte de los clientes, regulaciones cada vez más estrictas y una la cruzada internacional contra la evasión vía las cuentas bancarias en el extranjero. “En el presente hay más discrepancias entre los sectores que antes”, afirma Sturm.

Ganancias y pérdidas

Las historias mixtas existen incluso en un mismo sector. La fábrica de textiles Swiss Tex, basada en Winterthur, está en proceso de reestructuración, y esto pone en riesgo la existencia de 80 de los 91 empleos que genera.

Pero otras empresas de Winterthur, como Rieter, se han recuperado bien de los baches del pasado tras aplicar profundas reestructuraciones que implicaron despidos. En el caso de esta compañía, la creciente demanda de Asia y el dinamismo con el que evoluciona la producción de piezas para automóviles, le permitió convertir esta última división en una nueva empresa independiente.

Aunque Rieter observó un salto en su facturación y en sus ganancias de 2011, actúa con tiento pues sus resultados del año pasado se vieron teñidos por una nota de cautela: los pedidos se contrajeron en un tercio al cierre del ejercicio 2011, un augurio inequívoco de una menor producción en 2012.

Y el desempleo se mantiene como un problema en Suiza. El paro pasará de representar 3,1% de la población económicamente activa en 2012 a más del 3,7% a finales de 2013, estima Seco.

¿Choque petrolero?

A la luz de los sondeos, la situación no es menos contrastada en las pequeñas y medianas empresas (PYME). Alrededor del 79% de las PYME suizas han sufrido la erosión en sus márgenes de beneficio como consecuencia de la fortaleza del franco suizo, revela el sondeo realizado por OSEC, agencia dedicada a la promoción el comercio exterior. A finales de 2010, el dato era de solo el 58%, según la misma fuente.

Todavía no se conoce cuál será el efecto sobre las PYME del tipo de cambio mínimo -1,20 francos suizos por euro- que impuso el banco central, pero muchos grupos de cabildeo estiman que la medida ha sido insuficiente para otorgar un respiro a los exportadores.

Por otra parte, una encuesta de la Asociación Suiza de PYME revela que el contraste en las percepciones es aún más grave cuando las empresas deben hablar sobre el futuro. Mientras una cuarta parte de las PYME espera que su facturación mejore en 2012, una proporción igual asegura que habrá un retroceso. Y con respecto a las utilidades, el 10% estima que sus márgenes aumentarán, pero el resto de los consultados está dividido a partes iguales entre “serán las mismas” o “disminuirán las ganancias”.

Otro de los temores que más afecta a las firmas es el efecto que podría tener sobre su desempeño la volatilidad de las materias primas.

Pero como sucede siempre, de cara a la volatilidad, siempre habrá ganadores y perdedores, afirma KOF ante esta nueva muestra de las señales mixtas que la incertidumbre genera en la economía suiza. Según Sturm, el crecimiento del sector de las materias primas podría ser el contrapeso al daño que ha experimentado el sector manufacturero suizo.

“Nuestras simulaciones muestran que si el precio del petróleo aumentara a 150 dólares por barril, la economía suiza como conjunto no registraría ningún efecto económico adverso este año. Esto es, los comercializadores de este insumo beneficiarían al PIB global del país y permitirían a la economía cerrar el año sin cambios. Pero está claro que esto no mejora la perspectiva del mercado del empleo”.

Previsiones económicas 2012

KOF (marzo 2012)
 
PIB: +0,8% 2012, +1,9% 2013
 
Desempleo*: 3,2% 2012, 3,2% 2013
 
Inflación: -0,4% 2012, +0,8% 2012
 

Exportaciones: +0,8% 2012, +4,7% 2012
 
Importaciones: +3,7% 2012, +7,9% 2013
 
Consumo interno: +1,7% 2012, +1,8% 2013
 

Seco (marzo 2012)
 
PIB: 0,8% 2012, 1,8% 2013
 
Desempleo*: 3,4% 2012, 3,7% 2013
 
Inflación: -0,4% 2012, +0,4% 2013
 
Exportaciones: +1,3% 2012, +4,5% 2013
 
Importaciones: +1,7% 2012, +4,5% 2013
 
Consumo interno: +1,2% 2012, +1,6% 2013

(*) Proporción de la población económicamente activa

End of insertion
En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?