Navigation

Holcim prevé cerrar 30 plantas de hormigón en España

El sector de la construcción en España registra la mayor caída de los últimos años. Keystone

La cementera suiza confirma a swissinfo.ch que la decisión se debe a “la dramática y continuada crisis que experimenta el sector español de la construcción”.

Este contenido fue publicado el 10 enero 2012 - 13:54
Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Holcim apuesta por el mercado español, pero la división de hormigón debe ajustarse porque genera pérdidas desde 2007, afirma el grupo, distinguido en 2011 con el ‘Top Employer’ -reconocimiento internacional a su política laboral.

Los expertos económicos auguran que 2012 será el año en el que España toque fondo. Mientras eso sucede, los estragos siguen a la orden del día.

La Oficina Europea de Estadística (OEE) estima que el sector de la construcción se habrá contraído un 14% en 2011. Sin embargo, en meses como septiembre, el retroceso fue del 43,7% con respecto al nivel del año previo.

El dato parece un error estadístico o una mala broma, pero en lugar de serlo es el origen de la reestructuración interna que realizan grupos como Holcim en España.

Cierres previstos

Manuel Soriano Baeza, director de Desarrollo Sostenible de Holcim en España, confirma a swissinfo.ch en entrevista telefónica desde Madrid lo que sindicatos españoles, como la Unión General de Trabajadores (UGT) o la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CCOO), revelaron durante los últimos días de 2011.

“Holcim España inició el pasado 23 de diciembre un expediente de regulación de empleo (ERE) en su filial Holcim Hormigones SA que implicará el cierre de 13 plantas de hormigón en Andalucía, de las cuales cuatro están en la provincia de Granada y cinco más en Jaén”.

Soriano agrega que “el expediente de regulación de empleo contempla el cierre definitivo de 30 plantas de hormigón de las 56 existentes”. Y detalla que el ERE está en fase de negociación con los representantes de los trabajadores, pero que Holcim quiere realizar los cierres lo antes posible para reducir las pérdidas que enfrenta el grupo.

Difícil entorno

En el mejor de los casos, la economía española crecerá un modesto 1,1% en 2012, según las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Lejos, muy lejos de lo que necesita para salir del pozo en el que se halla sumido el país que registra simultáneamente un nivel de desempleo superior al 21%. Esto implica que más de 4,4 millones de españoles busquen trabajo cada día sin encontrarlo.

En el mercado de la construcción, algunos datos dimensionan la talla del problema. Mientras en 2006, España inició la construcción de 865.561 viviendas, en 2011 el dato se redujo a solo 80.000; esto es, la edificación de vivienda nueva cayó.

Holcim afirma que no ha dejado de apostar por el mercado español.

“Lo hemos hecho desde 2008 con un esfuerzo considerable de reorganización y adaptándonos a las nuevas y complejas condiciones económicas de España y de sus sector de la construcción. Hemos adoptado medidas de contención de costes, hemos racionalizado la estructura industrial y aprovechado todas las oportunidades de exportación de cemento y clinker. Pero, desafortunadamente, la actividad exportadora no es posible en materia de hormigón, lo que obliga a Holcim a cerrar plantas”.

Hormigón y recortes

Más cifras que ilustran la situación española del presente. Mientras en 2007 se concluyeron 641.419 viviendas nuevas, en 2011 el dato se redujo a 168.000.

Para grupos como Holcim, productor y comercializador de insumos para la construcción, el balance fue negativo.

“La facturación de Holcim Hormigones fue de 217 millones de euros en 2006 y cayó a 95,3 millones de euros en 2010. El dato del 2011 estará disponible dentro de algunas semanas”, precisa Manuel Soriano Baeza.

Y detalla después que descontados los gastos fijos del grupo, dicha trayectoria se tradujo en pérdidas sostenidas para la división de producción de hormigón de 12,3 millones de euros en 2007, que aumentaron a 30,5 millones de euros en 2009 y sumaban 35,2 millones de euros hasta noviembre pasado.

El directivo de Holcim España confirma que se prevé el recorte de 151 empleos, según los datos incluidos en el ERE.

Aún no está claro si habrá planes de reubicación de trabajadores, “pero tomando en cuenta la situación económica del país, seguramente serán modestas”.

Sostenibilidad

No todo han sido malas nuevas para Holcim España durante los últimos meses. En 2011 obtuvo la certificación de ‘Top Employer’, que otorga el CFR Institute tras evaluar la política empresarial de decenas de multinacionales en el mundo.

Según sus criterios de recursos humanos, la cementera suiza es considerada como un “excelente lugar para trabajar”. Dicha certificación da cuenta de políticas que promueven un clima de crecimiento profesional y personal para sus empleados.

Y de cara al futuro, el grupo helvético busca también redoblar esfuerzos en materia de desarrollo sostenible, un dominio en el que España es líder internacional pese a la compleja coyuntura que vive.

La construcción de centrales de producción de energía eléctrica, especialmente termosolar, está generando empleo, oportunidades y exportaciones.

En un reciente foro de expertos convocado por Holcim, José María O’ Kean, catedrático español de Economía Aplicada, afirmó que si bien “las consecuencias de la crisis son devastadoras para el tejido productivo, ya que han desaparecido ya 11% de los empresarios que había en el país y el desempleo se duplicó en solo dos años”, el gran reto de la España actual es la competitividad.

La economía solo podrá avanzar si se gana en productividad, esto es, en generar más valor agregado por hora de trabajo.

Y la puesta en marcha de proyectos de desarrollo sostenible es una de las vías más eficaces que tendrá España para ello en los meses por venir. Alternativa para generar nuevos empleos en una coyuntura de intensos recortes de personal en el territorio ibérico.

burbuja inmobiliaria

En España comenzó a gestarse en 1997 con un boom de la construcción y de los precios de la vivienda, cuyo valor aumentó un 148% entre ese año y 2007.

En 1985, las familias españolas destinaban alrededor del 33% de su ingreso a pagar su hipoteca.

Para 1997, la proporción había aumentado al 51%. Y en 2006 alcanzó el riesgoso promedio del 100% del ingreso familiar. Esto es, muchos españoles debían endeudarse para financiar el resto de sus gastos básicos.

En Suiza la situación no es extrema aún. Los precios de la vivienda aumentaron un 20% a escala nacional entre 1997 y 2007, pero en cantones como Ginebra un 102%. Y existe una demanda real de vivienda motivada en gran medida por la llegada de inmigrantes y los trabajadores fronterizos.

Las autoridades financieras, como el banco central o FINMA, han lanzado voces de alerta. Y piden cautela a la hora de contraer créditos a tasa cero, porque las tasas tenderán a subir tras la crisis.

End of insertion

Datos clave

En Suiza solo el 39% de la población es propietaria de su vivienda, la tasa más baja de Europa.

En España 82% de las familias son dueñas del inmueble que habitan, según datos del Eurostat.

Irlanda (79%), Polonia (74%), Grecia (74%), Italia (73%), Reino Unido (70%), Bélgica (68%),  Francia (56%) y Alemania (43%).

Holcim comenzó la producción de cemento en 1912 en Holderbank.

La localidad cerca de Zúrich dio nombre al grupo hasta 2001.

En 2011 recibió el reconocimiento ‘Top Employer’ de la Corporate Research Foundation (CRF), basada en los Países Bajos.

La CRF está integrada por académicos asociaciones, investigadores y editores independientes, que evalúan el esfuerzo de las empresas para comprometerse con sus plantillas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?