Navigation

Coexiste en Suiza la paradoja del empleo

En Suiza, buenas condiciones laborales, pero aún susceptibles de mejoras en materia de seguridad. Keystone

El 91% de los suizos está satisfecho con sus condiciones de trabajo; empero, aún hay más de 550.000 pobres.

Este contenido fue publicado el 06 abril 2007 - 09:38

Por su parte, el BNS confirma el repunte de sus reservas internacionales y las tarifas telefónicas registran su nivel más bajo del quinquenio. Resumen.

Las condiciones de trabajo en Suiza se hallan entre las mejores de Europa, según una encuesta realizada por la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo, evaluación en la que la Confederación Helvética participó por primera vez en tres décadas.

De acuerdo con los resultados, la satisfacción de los trabajadores suizos es muy elevada (91% de los consultados) y la capacidad para conciliar vida profesional y familiar también es muy buena.

De hecho, sólo en Noruega, Dinamarca y Gran Bretaña, la tasa de satisfacción en el trabajo es más alta que en Suiza.

"Sobre el resultado obtenido, estamos orgullosos aun cuando sabemos que hay camino por andar", afirmó Jean-Daniel Gerber, director de la Secretaría de Estado de Economía (Seco).

Agregó que 9 de cada 10 empleados suizos están convencidos de que sus horarios de trabajo empatan bien con sus obligaciones familiares y sociales. Y los problemas de salud son menores que en otros países del Viejo Continente.

Los empleados suizos aprecian simultáneamente el hecho de recibir formación continua financiada por su empleador.

No obstante, el trabajo de investigación confirma una realidad que es ampliamente conocida por la población: faltan mujeres a escala directiva tanto en el gobierno como en las empresas.
Y destaca también que entre los rubros por mejorar se encuentra el hecho de que la calidad de la salud es menor para empleados de actividades como la agricultura, silvicultura y construcción.

¿Cada vez menos pobreza?

En Suiza hay alrededor de 550.000 pobres y de este total, unos 360.000 son considerados "trabajadores pobres", es decir, helvéticos que pese a estar activos en el mercado laboral no consiguen remontar una apretada situación financiera.

En términos de porcentaje hablamos de 8,5 y 4,2% de la población, respectivamente.

Empleados que difícilmente consiguen cubrir todos los pagos, compromisos y gastos indispensables del mes, confirmó la Oficina Federal de Estadística (OFS) el pasado 02.04, a partir de una encuesta levantada entre un millar de habitantes de 20 a 59 años de edad, representativos de la sociedad suiza.

En teoría, la tasa de pobreza seguirá reduciéndose en Suiza en los años por venir. Primero, porque atraviesa una coyuntura económica sólida; segundo, porque los beneficios de la macroeconomía siempre se trasladan con demora a la población.

Curiosamente, aunque las cifras de la OFS ofrecen un panorama que exige ser atendido, resultan mucho más favorables que las de años previos debido a que la OFS cambió, en 2006, su metodología para medir la pobreza, para hacerla acorde con las nuevas normas de la Conferencia Suiza de Instituciones de Acción Social.

Al respecto, Jürg Krummenacher, director de Caritas Suiza, precisó que las nuevas reglas de la OFS reducen 40% los datos de pobreza con respecto al 2004, con lo que se falsea la realidad.

Sin embargo, aunque este "rodeo" contable modifica la perspectiva, da cuenta de un problema que Suiza busca erradicar antes del año 2020 y que exige que ningún trabajador perciba menos de 2.200 francos suizos mensuales.

Aumentan las reservas

Las reservas internacionales de Suiza aumentaron en el equivalente a 3.070 millones de francos en 2006 con respecto al año previo, con lo que totalizan 78.660 millones de francos suizos, anunció este jueves (05.04) el banco central.

El citado nivel de activos internacionales es acorde con el perfil de solvencia que ha mantenido Suiza durante décadas.

Cabe recordar que las reservas internacionales operan como una suerte de "blindaje" financiero que permite a las naciones enfrentar eventuales crisis o vaivenes económicos.

Dada la talla de la economía helvética, puede considerarse que su nivel de activos internacionales es alto a partir de 50.000 millones de francos.

Los datos citados forman parte del Informe Anual correspondiente al 2006 que el BNS dio a conocer el jueves (05.04), en el que también reveló los salarios de sus tres funcionarios más importantes:

El Presidente del BNS, Jean-Pierre Roth, percibió 653.000 francos suizos al año, lo que implica un incremento del 2,5% con respecto al 2005.

Por su parte, el vicepresidente del BNS Niklaus Blattner y el número tres del banco, Philipp Hildebrand ganaron 605.000 francos suizos en 2006 (cada uno de ellos).

Del mismo modo, en 2006 se realizó la primera encuesta de control para verificar el nivel de satisfacción del personal del grupo, trabajo interno que evidenció que 76% de los empleados del BNS se sienten satisfechos de laborar al interior del banco central.

Bajan las tarifas telefónicas

Los usuarios de telefonía fija observaron importantes reducciones en sus recibos cotidianos durante los últimos ocho años.

Concretamente, de 1998 a la fecha, las facturas bajaron 38% como promedio.

Los clientes más beneficiados fueron los "intensivos", es decir, aquellos que realizan 2.400 llamadas al año, cuyos recibos se redujeron 42%.

Para aquellos que realizan un promedio de 1.200 llamadas al año, las facturas bajaron alrededor de 34%; y los "pequeños" usuarios, con 600 llamadas al año, economizaron 31%.

Sin embargo, en materia de telefonía móvil la evolución fue a la inversa.

Los pequeños usuarios fueron los más favorecidos con una reducción de tarifa del 26%, dinámica que se explica sobre todo por la llegada de nuevos competidores al mercado, como son Tele 2, Coop o Migros, con tarjetas de prepago.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

En Suiza, una familia monoparental es considerada en situación de pobreza cuando percibe menos de 3.800 francos mensuales.

El BNS cuenta con 664 empleados, 24 de ellos realizan prácticas. Del total, 624 laboran jornada completa.

Swisscom concentra aún 65% del mercado de la telefonía fija suiza.

End of insertion

Contexto

La Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo fue creada en 1974 en Dublín, Irlanda, y es un órgano tripartita integrado por los gobiernos, empresarios y sindicatos, comprometidos a mejorar las condiciones de vida de los trabajadores.

Son considerados "trabajadores pobres" aquellos que laboran más de 35 horas por semana, pero que pese a ello, ganan menos de 2.200 francos suizos al mes, insuficientes para cubrir sus necesidades básicas.

El mandato constitucional del BNS consiste en conducir la política monetaria del país, asegurar la estabilidad de precios y sentar las bases para una sana evolución de la economía.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?