Navigation

“La naturaleza debe ser nuestra aliada en la adaptación climática”

“Es mejor devolver la naturaleza a los espacios urbanos que instalar acondicionadores de aire", dice Thomas Bernauer, profesor de la EPFZ. En la imagen: el Bosque Vertical de Milán. Keystone / Martin Hangen

Las opciones de adaptación al calentamiento global están en el centro del nuevo informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCCEnlace externo) publicado este lunes. Hablamos de ello con dos autores del informe en Suiza, el profesor de ciencias políticas Thomas Bernauer y la experta en clima Rupa Mukerji.

Este contenido fue publicado el 28 febrero 2022 - 14:05

Más de 330 personas de unos setenta países revisaron más de 34 000 artículos científicos: estas son las cifras del nuevo informe sobre el estado del planeta publicado el lunes por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas. El documento ilustra las repercusiones del aumento de las emisiones y las temperaturas en los ecosistemas y las sociedades humanas, particularmente en las ciudades, y enfatiza las medidas de adaptación.

IPCC e informes climáticos

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCCEnlace externo) tiene su sede en Ginebra y reúne a 195 Estados miembros. Está organizado en tres grupos de trabajo, que se enfocan en diversos aspectos relacionados con el cambio climático: el grupo de trabajo I (GTI) se ocupa de las bases científicas; el GTII evalúa los impactos sobre los sistemas naturales y las opciones de adaptación; el GTIII se centra en la mitigación (reducción de gases de efecto invernadero).

El informe publicado el 28 de febrero de 2022 es fruto del trabajo del GTII y representa la segunda parte del Sexto Informe de Evaluación del IPCC. La primera parte fue divulgada en agosto de 2021, mientras que la tercera seguirá en abril.

Estos informes son importantes porque con base en ellos se desarrollan las políticas climáticas nacionales e internacionales.

End of insertion

"Cada vez hay más evidencias de que los impactos del cambio climático en los seres humanos y la naturaleza son graves y nos afectan a todos", señala Thomas BernauerEnlace externo, profesor de ciencias políticas en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ), a swissinfo.ch.

“Por ejemplo, la escasez de agua está aumentando en muchas regiones del mundo. Hay más deslizamientos de tierra, más inundaciones, más sequías, más fenómenos meteorológicos extremos, más pérdida de biodiversidad. Estos no son eventos casuales, sino las claras consecuencias del calentamiento”, explica.

Rupa MukerjiEnlace externo, experta en clima de la organización suiza de ayuda al desarrollo Helvetas, afirma que los cambios en los eventos extremos hipotetizados en informes anteriores ya están ocurriendo. “Parece que todo lo que se predijo está sucediendo con una década de anticipación y eso da miedo”.

>> "Es como si no hubiéramos hecho nada por el clima"

Manglares contra el aumento del nivel del mar

Mukerji destaca la necesidad de reflexionar sobre soluciones de adaptación a largo plazo. La construcción de una represa o un muro de protección en una región propensa a inundaciones es ciertamente útil, pero también podría dar una falsa sensación de seguridad. Las grandes obras también pueden interrumpir las conexiones entre los ecosistemas.

"Restaurar y preservar los manglares es una forma eficaz de hacer frente al aumento del nivel del mar".

Rupa Mukerji, experto en clima de Helvetas

End of insertion

La experta cita el caso de Bangladés, uno de los países más vulnerables al cambio climático, y su enfoque basado también en la naturaleza. “Restaurar y preservar los manglares es una forma eficaz de hacer frente al aumento del nivel del mar”, señala. Gracias a un sistema de alerta, capaz de llegar directamente a las familias, también se ha reducido significativamente la mortalidad durante eventos extremos, subraya.

Mukerji, de origen indio, también recuerda la importancia de los saberes ancestrales y los conocimientos locales. “Nací al borde del desierto de Thar, en Rajastán. Hay muchas prácticas indígenas que ayudan a hacer frente a temperaturas que pueden llegar a los 50 °C. Pienso, por ejemplo, en la forma de planificar los asentamientos y orientar las casas”.

También para Thomas Bernauer es fundamental reconsiderar la naturaleza, especialmente en las zonas urbanas, donde el efecto “isla de calor” hace que el mercurio suba aún más. Es mejor devolver la naturaleza a los espacios urbanos que instalar acondicionadores de aire, dice. “Muchos ejemplos en el nuevo informe lo demuestran: la naturaleza debe ser nuestro aliado en la adaptación al cambio climático. Esto reduce nuestra vulnerabilidad a los riesgos climáticos”.

>> Cómo evitar el intenso calor en la ciudadEnlace externo

Brecha en los países pobres y también en Suiza

La adaptación requiere inversión. Pero no es solamente una cuestión de dinero, según Bernauer.

El nuevo informe del IPCC destaca que la capacidad de adaptación en el mundo está fuertemente condicionada por el nivel de desarrollo de la región o el país en cuestión. El factor decisivo no es solamente el producto interno bruto, sino también las instituciones políticas y sociales. “En un Estado rico pero corrupto y con una mala gobernanza, la capacidad de adaptación es muy limitada”, anota el profesor.

Bernauer se dice preocupado por el hecho de que los esfuerzos de adaptación en el mundo no vayan de la mano con el aumento del riesgo climático (brecha de adaptación). Una gran brecha que se observa, sin gran sorpresa, en los países más pobres, en aquellos con malos gobiernos, pero también en democracias ricas como Suiza.

“En los Alpes, por ejemplo, la temperatura media sube más rápidamenteEnlace externo que la media mundial. No podemos limitarnos a estabilizar las laderas de las montañas o utilizar hormigón, acero y rocas para protegernos de los aluviones y fenómenos meteorológicos cada vez más extremos. También se necesitan grandes esfuerzos en la planificación urbana, en la adaptación de las prácticas agrícolas y en hacer que las infraestructuras energéticas y de transporte sean menos vulnerables a los riesgos climáticos. Todo esto lleva décadas”, dice Bernauer.

Debemos actuar ahora, reitera Mukerji, también porque cuanto más sube la temperatura, más se reducen las opciones de adaptación.

Traducido del italiano por Marcela Águila Rubín

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?