Navigation

Donación de órganos, Lex Netflix y Frontex

Donación presunta de órganos "no viola derecho a la autodeterminación"

Philippe Eckert, director general del Hospital Universitario de Vaud desde 2020, es especialista en cuidados intensivos. Keystone / Sandra Hildebrandt

En Suiza, la tasa de donación de órganos es más baja que en muchos países europeos. El cambio al modelo de consentimiento presunto, que se someterá a votación el 15 de mayo, facilitaría la decisión de las familias de los fallecidos, afirma Philippe Eckert, director general del Hospital Universitario de Vaud.

Este contenido fue publicado el 27 abril 2022 - 11:00

Casi 1 500 personas se encuentran a la espera de un trasplante de órganos y la lista sigue creciendo. Su supervivencia depende de ello.

Para intentar remediar esta escasez, los ciudadanos votarán el 15 de mayo una enmienda a la ley de trasplantes. En la actualidad, los trasplantes sólo son posibles si la persona fallecida ha dado en vida su consentimiento para donar sus órganos. El proyecto de ley prevé un cambio en la presunción del consentimiento. Esto significa que cualquier persona que se oponga a la donación tendrá que hacerlo saber expresamente.

>>Conozca la modificación de la ley de trasplantes:

El profesor Philippe Eckert, director del Hospital Universitario de Vaud (CHUV, por sus siglas en francés) ha presidido un programa de donación de órganosEnlace externo. Hoy milita a favor de esta modificación legislativa, que considera indispensable.

swissinfo.ch: ¿Por qué es importante para usted apoyar la modificación de la ley de trasplantes?

Philippe Eckert: La razón principal es que tenemos escasez de órganos para trasplantes y, como consecuencia, tenemos pacientes que mueren. En medicina, lo habitual es probar todos los tratamientos posibles antes de llegar a un trasplante de órganos, pero sigue habiendo situaciones en las que el trasplante es la única solución para salvar una vida. Por lo tanto, debemos hacer todo lo posible para disponer de suficientes órganos. No necesitamos que el 100% de la población acepte donar sus órganos, pero si duplicamos la proporción, tendremos muchas menos personas en lista de espera.

Contenido externo

¿El cambio al consentimiento presunto va a aumentar realmente el número de donaciones de órganos?

Hay ejemplos que lo demuestran. En Francia y los Países Bajos la tasa de donación de órganos ha aumentado considerablemente desde que se adoptó el principio del consentimiento presunto. Sin embargo, es difícil saber si es precisamente el cambio de la ley lo que está teniendo este efecto o las campañas de información que acompañan a este cambio.

"En medicina, hay situaciones en las que un trasplante es la única solución para salvar una vida"

Philippe Eckert, director general del CHUV

End of insertion

¿No se corre el riesgo de presionar demasiado a las familias, que podrían tener que anunciar la negativa de su ser querido a donar órganos, como teme el comité del referéndum?

Mi experiencia personal me ha demostrado lo contrario. Llevo más de veinte años pidiendo donaciones a las familias. Siempre se produce en un contexto trágico, porque los donantes de órganos son personas sanas que mueren repentinamente. Las familias están en estado de shock. En la mayoría de los casos, la cuestión de la donación de órganos no se había discutido con el fallecido. En ese contexto, cada vez encuentro más familias que renuncian a la donación porque no están seguras de la voluntad de su ser querido. El resultado es que tenemos casi un 50% de negativas, mientras que las encuestas muestran que alrededor del 80% de las personas está a favor de la donación de órganos.

La idea del consentimiento presunto es, por lo tanto, poder ayudar a las familias a tomar esa decisión. Podemos tranquilizarles diciendo: "La persona fallecida no se manifestó en vida en contra de la donación de órganos, por lo que podemos suponer que estaba a favor.

La Comisión Nacional de ÉticaEnlace externo aboga, en cambio, por un sistema de declaración obligatoria, que prevea llamadas periódicas a todo el mundo para que manifieste su posición a favor o en contra de la donación de órganos. ¿No sería esta una solución más acorde con el derecho a la autodeterminación de las personas?

Se ha debatido mucho sobre esta opción. Se ha planteado la idea de registrar la posición de la persona en el permiso de conducir o en la tarjeta sanitaria. Sin embargo, esto es difícil de aplicar. Se puede ver esto en el registro Enlace externode Swisstransplant, que ofrece la oportunidad de expresarse. Aunque no es obligatorio, ya ha tenido un éxito limitado, con unas 130 000 personas inscritas como posibles donantes. El cambio de sistema irá acompañado de campañas de información, que permitirán que quienes no quieran donar sus órganos lo hagan saber. En definitiva, todo el mundo podrá expresarse igual que si hubiera un sistema de declaración obligatoria. De este modo, no se viola el derecho de autodeterminación personal. No obstante, los adversarios a esta modificación de la ley intentan hacer creer que van a venir a quitarte los órganos sin pedirte tu opinión, pero no se trata de eso en absoluto.

Por último, ¿el problema del sistema actual no es simplemente la falta de información?

Puede entenderse así. Sin embargo, en los últimos diez años se ha realizado un gran esfuerzo para informar mejor a la población. Se han llevado a cabo encuestas y campañas de información, y se ha llegado a la gente. Hay que continuar con todas esas medidas, aunque no son suficientes.

Polonia y Luxemburgo, por ejemplo, tienen una tasa de donación de órganos inferior a la de Suiza, a pesar de la presunción del consentimiento. Esto demuestra que lo decisivo no es el modelo.

Es cierto que el cambio legislativo no lo hace todo, pero es un paso adelante. No es una medida que deba tomarse de forma aislada, pero es necesaria si queremos reducir el número de pacientes que mueren mientras esperan un órgano. En este debate no debemos perder de vista el objetivo de la ley, que no es otro que salvar vidas. Conviene también recordar que en Suiza las personas tienen entre cinco y seis veces más probabilidades de recibir un órgano que de donarlo.

La nueva Ley Federal sobre transplantes de órganosEnlace externo

Las explicacionesEnlace externo de la Oficina Federal de Salud Pública

La página webEnlace externo del comité del referéndum

La página webEnlace externo de los partidarios de la ley

End of insertion

François Bachmann, vicepresidente del Partido Evangélico Suizo, se opone a la modificación de la ley de trasplantes. En una entrevista, explica por qué:

Traducido del francés por José M. Wolff


En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?