Navigation

Discriminación de suizos de ultramar

Ernesto Freuler y Agda Sundberrie, suizos establecidos en Argentina. Latinphoto

Tras advertir que los descendientes de suizos establecidos en América Latina debían sortear condiciones injustas para obtener el pasaporte con la cruz blanca, el diputado ginebrino Antonio Hodgers presentó una moción.

Este contenido fue publicado el 12 enero 2009 - 14:09

Su iniciativa parece estar en buen camino, con todos los grupos parlamentarios en su favor.

"Yo mismo soy originario de Argentina y fui invitado a las festividades del 1 de agosto de 2008 en la Embajada de Suiza en Buenos Aires. Me gustó ver a esos suizos y a los descendientes de suizos agitar sus banderas y cantar. Crearon incluso un instituto del queso para raclette argentino (excelente). ¡Yo formo parte de ese encuentro de las dos culturas!"

El joven consejero nacional ecologista recibió denuncias sobre una directiva que endurece las condiciones para recuperar la nacionalidad suiza.

Al investigar, a su vuelta de Argentina, Antonio Hodgers se enteró de que la Oficina Federal de Migraciones (ODM) había establecido, en 2005, las condiciones para que los nietos de suizos exiliados comprueben sus "estrechos vínculos" con Suiza - los niños de padre y/o madre suizos adquieren hoy automáticamente ese derecho.

Tales requerimientos incluyen, en particular, la realización de dos viajes a Suiza en diez años. Empero, al tener en cuenta la distancia, la ODM había precisado: "Las personas que viven en Sudamérica, a menudo no están en condiciones de financiar un viaje a Suiza. En tales casos, es necesario referirse a otros criterios que puedan indicar la existencia de vínculos estrechos con Suiza...".

Discriminación financiera

Y he aquí que, dos años más tarde, las embajadas suizas recibieron una contraorden que excluye a las "personas que no han visitado o que han estado sólo una vez en Suiza, aunque cumplan las demás condiciones".

"En última instancia, eso me parece legítimo para los suizos de España, pero para los de América Latina no es aceptable ya que, con un salario de clase media, un viaje representa de tres a seis meses de salario, o incluso 12 para alguien que vive en Paraguay", asienta Antonio Hodgers.

Jonas Montani, portavoz de la ODM, afirma: "Hay que decir que la nueva ley sobre la naturalización, que entró en vigor al 1 de enero de 2006, amplía la posibilidad de recuperar el pasaporte suizo a la tercera generación de expatriados. Suprime otro obstáculo importante: antes era necesario que los candidatos residieran en Suiza para presentar su solicitud."

"Además, añade Montani, se trata de aplicar el mismo tratamiento a todos." Precisa que siempre son posibles las excepciones ya que se examina cada solicitud de naturalización de manera individual.

Antonio Hodgers no está convencido. "En política migratoria, se tiene la lógica de los extranjeros de los 1º (europeos) y 2º (fuera del Schengen) círculos. Es como si se quisiera aplicar a los suizos, ¡es discriminatorio!"

Moción parlamentaria

Bajos esas consideraciones, el diputado ecologista presentó en septiembre pasado una moción que pide al Gobierno compensar el criterio de las estancias en Suiza con otras pruebas de la existencia de vínculos con el país, como el conocimiento de la historia, la geopolítica, una de las lenguas, etc.

Recibió el estímulo de la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE). "El amor a la patria no puede medirse por el número de viajes", enfatiza su presidente, Jacques-Simon Eggly.

Este último reconoce no haber estado informado. "Hay cosas que nos escapan. Antonio Hodgers tocó algo muy importante!"

"Pero, de manera más general, estamos preocupados por el hecho de que hay gente que no puede venir a nuestros congresos anuales en Suiza por razones económicas", lamenta Eggly.

No hay invasión masiva

Ya los argentinos habían sido sometidos a una dura prueba con la crisis económica de 2005. ¿En este tiempo de crisis financiera mundial, se puede esperar una ola de retornos?

"Queda claro que la situación económica es un factor de migración", responde Antonio Hodgers. "Por supuesto que con lo que pasa actualmente, la gente se informa. De millón y medio de extranjeros en Suiza, los candidatos argentinos no serían probablemente más que algunos cientos, o incluso algunos miles."

Por su parte, la ODM registró 13 solicitudes de recuperación de la nacionalidad suiza en 2007, de las cuales cuatro de Sudamérica.

El espejo de los Suizos de Argentina

Pero es una cuestión de principio y Antonio Hodgers es optimista: todos los grupos parlamentarios en pro de su moción, incluida la derecha nacionalista de la Unión Democrática del Centro (que favorece los vínculos de sangre en este ámbito).

"Además, añade el ginebrino, una gran parte de los signatarios son miembros de la Comisión de las Instituciones Políticas del Consejo Nacional (cámara baja), que debe precisamente tratar estos temas."

Este asunto interesa particularmente a este joven argentino venido a Suiza en 1981, a los 6 años, con su madre. "Me considero como el espejo de esas personas: No tengo sangre suiza, pero mi trayecto migratorio, motivado por razones más políticas que económicas, es un tipo de camino inverso al suyo".

swissinfo, Isabelle Eichenberger
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Datos clave

En 2007, más de 668.000 ciudadanos suizos vivían en el extranjero.

Con 15.372 de entre ellos, la comunidad suiza en Argentina es la mayor de América Latina, delante de Brasil (13.956), México (4790) y Chile (4000).

Si se tiene en cuenta a los hijos y nietos de emigrantes, la comunidad suiza sobrepasa a las 100.000 personas en Argentina.

End of insertion

NACIONALIDAD

Por filiación. Como Alemania y Austria, en Suiza existe la adquisición de la nacionalidad por filiación paterna o materna.

Derecho del suelo. En otros Estados, países de inmigración, como Estados Unidos, Sudamérica, Canadá o Australia, existe la adquisición de la nacionalidad en función del nacimiento en territorio nacional.

Mixto. Varios Estados, como Francia e Italia, optaron por un sistema mixto.

Ley federal. En cuanto a la adquisición de la nacionalidad suiza por filiación, está regulada por la ley federal en la materia.

End of insertion

RENOVACIÓN DE INTERÉS

Las oficinas del estado-civil registran un aumento de las solicitudes de recuperación de la nacionalidad suiza en busca de mejoramiento financiero.

En Friburgo, la directora Jacqueline Crausaz indica que alrededor del 20% de las solicitudes corresponden a antiguos emigrantes que buscan mejorar su situación en Suiza.

Motivo: la nueva ley federal sobre la naturalización permite a los solicitantes recuperar la nacionalidad abandonada por sus padres o abuelos. Además, la nacionalidad es ahora transmisible por las mujeres.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?