Navigation

Despejada la incógnita de los adenovirus

Urs Gerber y su objeto de estudio: las células en color verde, los núcleos en azul y los virus en rojo. Keystone

Un equipo científico logra identificar el recorrido que eligen algunos virus para penetrar en el núcleo de la célula.

Este contenido fue publicado el 19 diciembre 2001 - 16:52

Con este descubrimiento, Urs Gerber y su equipo del Instituto de Zoología de la Universidad de Zúrich han encontrado la respuesta a una pregunta que los biólogos se han hecho desde hace treinta años. El trabajo, respaldado por el Fondo Nacional Suizo para la Investigación Científica, se acaba de publicar en la revista 'Nature Cell Biology'.

Los virus tienen su propio material genético, pero no pueden reproducirse sin ayuda externa. Para proliferar, tienen que penetrar en una célula viva.

Algunos lo hacen en el plasma celular, otros necesitan anidarse en el núcleo de la célula. Es el caso de los adenovirus, sobre los que trabaja Urs Gerber y que atacan, sobre todo, a las células de las vías respiratorias provocando síntomas similares a los de la gripe.

Cómo ingresan en la célula

Pero no es tan fácil llegar al núcleo de una célula, que está bien protegida por una membrana aparentemente impenetrable. Tiene poros que permiten el intercambio de sustancias, pero el tamaño de esos orificios es aproximadamente la mitad del de los virus.

Existe, por consiguiente, una manera de penetrar en el núcleo de la célula. Y eso es lo que han logrado identificar los investigadores zuriqueses.

El virus se fija en la membrana del núcleo, junto a un poro, y en espera de que una proteína, la histona H1, salga por este último. En el momento que la histona - cuya función consiste en envolver el material genético de la célula - se encuentra con el virus, se ciñe en torno al mismo.

La membrana del virus se disuelve entonces y de él quedan sólo sus genes, bastante pequeños para pasar por el poro. Al penetrar en el núcleo, la histona lleva así un pasajero clandestino que no es otro sino el material genético del virus.
Amplias perspectivas

Desde los años 50, los científicos han estudiado los adenovirus desde los años 50 que hoy ya se utilizan con fines médicos, agregándoles genes terapéuticos. En el futuro, se espera incluso utilizar adenovirus modificados genéticamente para matar las células cancerígenas.

El hallazgo del equipo de Urs Gerber abre nuevas perspectivas. La mayoría de los medicamentos antivirales sólo tienen efecto una vez que la infección se ha desarrollado plenamente. Sin embargo, conociendo el camino que recorre un virus hasta penetrar en el núcleo de la célula, se podrá quizás combatir el agente patógeno antes de que comience a proliferar.

swissinfo

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?