Navigation

Financiación colectiva, otra forma de hacer cine

Escena de 'Trapped', largometraje del suizo Philippe Weibel. Philippe Weibel GmbH

Gracias al ‘crowd funding’, o financiación de masas, son los propios espectadores quienes producen las nuevas películas. Dos cineastas suizos se atreven con un experimento que comienza a dar frutos. Uno de los filmes se estrena en el Festival de Solothurn, que se inaugura este jueves.

Este contenido fue publicado el 19 enero 2012 - 11:03
Rodrigo Carrizo Couto, swissinfo.ch

Flims es una discreta estación de esquí en el cantón de los Grisones. En los bosques que rodean a la pequeña ciudad se vive una agitación inhabitual.

Coches que van y vienen, técnicos atareados sobre ordenadores y monitores, o un joven  equipado de una cámara digital de última generación que da indicaciones en inglés a un par de actores.

Se trata del rodaje de Trapped (Atrapado), primer largometraje del suizo Philippe Weibel.

Esta película no es como cualquier otra. Para empezar, sus actores llegan desde Inglaterra y la cinta está filmada en inglés. Pero lo que la hace especial es que Trapped no recibe subvenciones estatales.

El dinero necesario para la producción lo han puesto los propios espectadores e interesados en su realización. Una forma de financiación, conocida como crowd funding o financiación de masas, poco habitual aún en España o América Latina.

Atrapados en los Alpes

La cinta narra las desventuras de un par de zoólogos interesados en los lobos. Al segundo día de trabajo, una misteriosa mujer cambiará la dirección de la historia. Una película con elementos de horror y misterio, poco habituales en la (muy a menudo) árida cinematografía helvética, explica a swissinfo.ch Philippe Weibel.

“Esto no es solo una película, sino todo un proyecto que explora formas alternativas de financiación del cine. De producirlo, venderlo y distribuirlo”. Interrogado sobre por qué rueda en inglés, Weibel dice que se trata de ver si una película íntegramente rodada y producida en Suiza puede llegar a los mercados internacionales. Y para ello el inglés es indispensable.

Estas iniciativas son moneda corriente en los Estados Unidos, donde no existe apoyo oficial al cine. “Aparte, considero que 70.000 euros es un presupuesto razonable y modesto, relativamente fácil de obtener”. El realizador cree que el crowd funding solo puede funcionar con sumas modestas. “No hay forma de financiar así una producción de 10 millones de francos suizos”, comenta riendo.

“En muchas producciones, el dinero se pierde por el camino y no llega a la pantalla. El crowd funding nos obliga a ser muy responsables de cómo se gasta cada centavo, pues nos sentimos en deuda con quienes creyeron en nosotros. Es una forma menos abstracta que trabajar con dinero estatal del contribuyente”.

Al mismo tiempo, Weibel aclara que hay mucho trabajo voluntario. “De otra forma, hubiera sido imposible pagar salarios sindicales a todo el mundo, lo que nos impide de entrada contar con el apoyo de la Oficina Federal del Cine”, anota.

“Berna nunca hubiera apoyado este proyecto dado que filmamos en inglés pensando en el extranjero, no hay conexión con Suiza y ellos no están preparados para reaccionar ante proyectos inhabituales. Esto hace que sea imposible producir películas baratas siguiendo los canales oficiales. Esta forma de trabajo define el tipo de cine que somos capaces de producir en este país”.

La película Trapped se presenta en público el 24 de enero en el marco de esta edición del Festival de Solothurn, la gran cita anual del cine helvético que comienza este jueves. Queda por ver ahora si la inhabitual iniciativa de Weibel cuenta con el apoyo de la gran familia del cine suizo.

‘The hour of living’

Pero Philippe Weibel no está solo en su visión diferente de hacer cine, huyendo de farragosas presentaciones, burocracia y presupuestos infinitos. La cinta The hour of living, de Sebastian Michael, se rodó en los Alpes, en Cornualles y las calles de Londres.

“Es una comedia dramática amable que narra la búsqueda de Theo del pasado de su padre”, explica el cineasta, originario de Basilea y residente en la capital británica, que presentó un cortometraje en el Festival de Locarno.

Allí surgió la idea del fund a frame (financie un fotograma), un novedoso sistema que permite a los interesados producir la película a cambio de un fotograma firmado y dedicado, surgió en el Festival de Locarno, donde presentó un cortometraje En función de las sumas, el espectador recibe el DVD o créditos de producción del filme. “Una idea que funcionó estupendamente”, valora Sebastian Michael.

¿Por qué elige una forma no convencional de trabajar? “Porque no creo en la forma convencional de hacer nada”, responde Michael. “En tanto que artistas, lo mínimo que se espera de nosotros es que seamos capaces de aportar nuevas ideas”.

La producción de The Hour of Living hubiera costado 250.000 libras (unos 360.000 francos suizos), pero dado que los participantes solo cobran si la película tiene éxito, los costes se reducen (de momento) a 40.000 francos, obtenidos casi en su totalidad gracias al crowd funding.

Sebastian Michael cree que este nuevo modelo de financiación puede abolir “las rígidas estructuras de poder. No hay que pedirle permiso a nadie para hacer lo que queremos. Las autoridades no saben lo que es bueno ni malo. Solo saben reconocer lo que es habitual y previsible”.

El cineasta considera que pedir subvenciones federales a Berna es “una pesadilla”. Según comenta con humor muy británico, “la cantidad de documentos a presentar hacen que uno pierda los deseos de vivir”. Aun así solicitó ayudas para la postproducción, que le fueron denegadas.

“En lugar de perder ese tiempo precioso, hubiéramos hecho mejor beber unas cuantas botellas de vino y escribir un nuevo proyecto para nuestra próxima película”, sentencia.

Crowd Funding

El crowd funding es conocido también como crowd financing o crowd sourced capital.

El término describe la operación colectiva de gente que pone sus recursos financieros y contactos a disposición para la realización de un proyecto.

Lo particular del caso es que todo se hace a través de Internet y es una tendencia propia a las iniciativas transversales de la Web 2.0.

Se suele usar para la financiación de proyectos creativos (cine, música, arte), campañas políticas, producción de software libre, e incluso para hacer posibles proyectos periodísticos de alto coste.

End of insertion

Festival de Solothurn

La gran cita anual de la cinematografía suiza recibe una media anual de 50.000 visitantes, en su mayoría de la Suiza de habla alemana. La 47ª edición se celebra del 19 al 26 de enero.

Entre los ocho largometrajes en concurso este año figuran Giochi d’estate (Juegos de Verano), de Rolando Colla; el exitoso documental del hispano suizo Fernand Melgar Vol Spécial (Vuelo Especial) y Der Verdingbub, de Markus Imboden.

Este año la homenajeada es Marthe Keller, posiblemente la actriz suiza más internacional tras Ursula Andress. Keller trabajó en producciones de Hollywood y dio la réplica a estrellas como Marlon Brando y Dustin Hoffmann.

En este festival se votan los candidatos al Premio Quartz, equivalente helvético de los Premios Goya españoles. Los galardones se entregan posteriormente en el Palacio de Congresos de Lucerna.

Desde este año Solothurn tiene una nueva directora, Seraina Röhrer, quien previamente hizo en el Festival de Locarno. Röhrer reemplaza a Ivo Kummer, quien toma las riendas de la Oficina Federal del Cine.

End of insertion

Datos clave

‘Trapped’: (Philippe Weibel)

Narra la historia de dos zoólogos que trabajan en un bosque aislado y reciben la visita de una misteriosa mujer que cambiará sus vidas.

Rodada con actores británicos y en inglés.

‘The Hour of Living’:

Primer largometraje de Sebastian Michael, escritor y autor teatral suizo residente en Londres.

Drama intimista que narra la búsqueda de un joven a partir de una vieja película de su padre. Su viaje le llevará al corazón de los Alpes.

Se rodó en escenarios naturales en Suiza y en el Reino Unido.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?