Navigation

Suiza quiere hacer más por la biodiversidad

Nuevo proyecto de vigilancia de los cambios en la biodiversidad. Keystone

Con manifestaciones públicas este 2010, Año Internacional de la Biodiversidad, Suiza espera mejorar su abatido balance de protección climática.

Este contenido fue publicado el 12 enero 2010 - 14:44

Un informe de la OCDE de 2007 señala que Suiza supera a todos los países europeos en el número de especies amenazadas o extintas en su territorio.

Justo en este Año de la Biodiversidad, el Ministerio de Medio Ambiente y varias organizaciones civiles han programado diversas manifestaciones para explicar qué se entiende por biodiversidad y cómo se puede proteger a la flora y la fauna helvéticas.

Paralelamente, Suiza planifica una estrategia para el cuidado de sus especies que será presentada al Parlamento Federan en 2011. Justamente, la carencia de un plan de acción nacional fue uno de los puntos centrales de las críticas en el informe de la OECD.

“Es cierto que la OECD considera la protección a la biodiversidad como un punto débil de la política medioambiental suiza”, indicó a swissinfo.ch Elisabeth Maret, portavoz de la Oficina Federal de Medio Ambiente.

“Ciertamente existe la necesidad de actuar; pero también es cierto que la diversidad no puede garantizarse a largo plazo. En el sector de la biodiversidad y el ecosistema hemos perdido mucho desde el Siglo XIX, especialmente en los espacios vitales.”

Más de 220 tipos de flora y fauna han desaparecido en los últimos 150 años. Actualmente, más de la mitad del mundo animal local se encuentra en la lista de especies amenazadas. Además, un tercio de helechos y flores, al igual que musgos y líquenes están señalados como “amenazados”.

Maret explica que como consecuencia de la urbanización y el crecimiento poblacional en Suiza y otros sitios del planeta se ha producido el mismo fenómeno. La situación en Suiza se ha estabilizado debido a las drásticas medidas que se han impuesto en los últimos 15 años.

Medidas de carácter obligatorio

La estrategia nacional se desarrolla actualmente entre las autoridades y los grupos de interés en la materia. Se estudian medidas obligatorias con dos objetivos concretos: mantener una biodiversidad duradera y tener la habilidad de adaptarse a los cambios.

“Es sumamente importante que Suiza aplique esta estrategia”, indica, por su parte, Roland Schuler de la organización ProNatura.

“Esta estrategia compone las bases de todas las actividades del gobierno con relación a la biodiversidad tanto en el tiempo como en los diversos ámbitos a tratar. En comparación con otros países de Europa se establecerá relativamente tarde. Por ello esperamos realmente que se aplique con medidas palpables”.

De acuerdo con Schuler, en el pasado hubo lagunas generales de conocimientos sobre biodiversidad lo que provocó este vacío en la voluntad política para desarrollar y coordinar un plan de acción, situación que tuvo como resultado la carencia financiera subsecuente.

“Esto es una mezcla terrible si se quiere actuar. El público, incluidos los políticos, no son realmente conscientes de lo que significa la biodiversidad y cómo su deterioro puede afectar nuestras vidas”.

Premio a la sostenibilidad

Un estudio suizo describe que la mayoría de la gente cree que no comprende completamente el significado de la palabra biodiversidad y muchos consideran que se trata sólo de la descripción de las diversas especies.

Las actividades para conocer y sensibilizar al respecto contemplan en todo el país actividades especiales en zoológicos, excursiones y presentaciones, además del congreso ‘Naturaleza’, que tendrá lugar en Basilea este febrero, y la entrega del premio ‘Prix NATURE’.

“El objetivo es que este año todo el mundo hable sobre biodiversidad, también en la calle, no sólo los expertos. Tenemos la impresión de que todo está bien en torno a biodiversidad en Suiza y no es el caso para nada”, explica Daniela Pauli, secretaria ejecutiva de la organización Foro Suizo de Biodiversidad.

“Esperamos que este año la gente sepa que la biodiversidad está amenazada en Suiza y que repercute en nuestras vidas. No se trata sólo de plantas y animales. La diversidad de las especies afecta todos los ámbitos de nuestras vidas”.

Jessica Dacey, swissinfo.ch
(Traducción: Patricia islas Züttel)

Contexto

Un tercio de la alimentación humana proviene de plantas polinizadas por animales salvajes.

En Suiza, los efectos del cambio climático ya muestran efectos visibles en la zona alpina, donde ciertas especias aparecen hasta 13 metros más arriba de lo habitual.

La ONU ha designado este 2010 como el Año Internacional de la Biodiversidad.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?