Navigation

La nanotecnología revoluciona también la medicina

La nanotecnología es también imprimir circuitos electrónicos cada vez más finos sobre placas de material semiconductor. Keystone

Los progresos que promete la nanotecnología abarcan todos los campos. En medicina, deberían revolucionar tanto el diagnóstico como el tratamiento. Es lo que explica el investigador Patrick Hunziker, dentro del marco de la Swiss Nano Convention 2011.

Este contenido fue publicado el 24 mayo 2011 - 17:32
Ariane Gigon, Baden (Argovia), swissinfo.ch

“La Swiss Nano Convention 2011 es un escaparate para las ciencias nanotecnológicas suizas”, afirma Pierangelo Gröning, presidente de su comité de organización. Este congreso ha reunido en Baden (Argovia) a unas 250 personas, especialistas y curiosos interesados por los progresos que cabe esperar de la ciencia de lo infinitamente pequeño. Se trata de un evento que organizan la EMPA, el instituto Paul Scherrer y la Escuela Politécnica Federal, bajo el patronato de la Secretaría de Estado para la Educación y la Investigación.

De las telecomunicaciones a la alimentación, de la energía a la invención de nuevos materiales, la nanotecnología está hoy omnipresente en los laboratorios de investigación. En Suiza, sobre 350 patentes acordadas a descubrimientos relacionados con la nanotecnología, el mayor número (22%) se ocupa de componentes químicos, mientras que el 6% concierne el área médica.

Puede parecer poco. Pero Patrick Hunziker, uno de los especialistas que participaron del seminario en Baden, explica que esta cifra oculta una gran cantidad de descubrimientos. Hunziker es profesor de cardiología y cuidados intensivos, director de la clínica para cuidados intensivos del Hospital Universitario de Basilea y presidente fundador de la Sociedad Europea de Nanomedicina.

Junto con su equipo está desarrollando ‘nanocontenedores’ capaces de llegar hasta las células cancerosas, por ejemplo, a fin de liberar en la zona un producto terapéutico sin tocar los tejidos ni las células sanas. 

swissinfo.ch: El 6% de patentes nanotecnológicas en el área médica en Suiza parece poco. ¿La medicina muestra menos interés en la nanotecnología que otras ramas científicas?

Patrick Hunziker: La cantidad de patentes registradas en todos los campos es tan enorme, desde la construcción de coches hasta la producción de vidrio soplado, que un 6% representa una cantidad muy grande.

En los últimos 10 o 20 años, nos hemos dado cuenta de que la estructura de base de la célula está compuesta por nanoelementos. Sabemos ahora que numerosas enfermedades, por ejemplo la arterioesclerosis o las enfermedades víricas, comienzan al nivel nano.

Fue necesaria esta comprensión inicial para que entendamos la importancia de la nanotecnología en el área de la salud. Lo que intentamos hacer es actuar contra la enfermedad en este estadio ‘nano’, tanto para el diagnóstico como para la terapia.

swissinfo.ch: ¿Se trata de intervenir cuando la enfermedad no se ha manifestado aún?

P.H.: Existen las dos posibilidades. Por ejemplo, en el caso de la arterioesclerosis, la enfermedad es visible al microscopio, pero el proceso degenerativo ocurre ante todo a un nivel nanométrico. Es importante reconocer la enfermedad lo más pronto posible. Pero la posibilidad de intervenir cuando la enfermedad es ya visible existirá también con la nanomedicina.

swissinfo.ch: ¿Acaso esto implica que iremos todos a hacernos controlar sin estar enfermos?

P.H.: En términos de prevalencia, las enfermedades más importantes son las cardiovasculares, los cánceres y las infecciones. Son las que causan más decesos. Mientras que la arterioesclerosis se desarrolla a lo largo de 20 o 30 años antes de manifestarse clínicamente. Con métodos basados en la nanotecnología, podríamos diagnosticarlos y tratarlos mucho más rápido.

swissinfo.ch: ¿En qué momento se encuentran sus investigaciones?

P.H.: Estamos en una fase de diagnóstico experimental de la arterioesclerosis, del cáncer y de las enfermedades infecciosas. Buscamos crear una estructura extremadamente biocompatible para nuestros ‘contenedores’. Es un punto central. Aspiramos a obtener un objeto que sea 100% no tóxico y que no provoque ninguna enfermedad.

Experimentamos, por modelización, los innumerables efectos de las variaciones provocadas por el cambio de un solo elemento. Deben encontrar las células enfermas, tratarlas con una terapia muy potente y no dañar las células y tejidos sanos. Pero que mucho camino por recorrer hasta las pruebas clínicas.

A escala internacional, diversos grupos de investigadores han obtenido resultados positivos, en particular para el cáncer de hígado y los tumores cerebrales. O sea que sabemos que es posible. Mi esperanza es que, en 20 años, no haya más necesidad de cuidados intensivos en los hospitales para las enfermedades crónicas mortales. Entonces podremos tratar a los pacientes en un estadio muy precoz de la enfermedad.

Estoy convencido que las ciencias nanotecnológicas y la nanomedicina serán para la medicina del siglo XXI lo que la farmacología significó para la medicina en el siglo XX. Además, la nanotecnología es una técnica ‘verde’. El efecto terapéutico es hasta 100 veces más fuerte que con sustancias tradicionales. Esto quiere decir que para obtener el mismo efecto, necesitamos 100 veces menos materiales, y son los efectos secundarios indeseables.

Suprimiendo los efectos secundarios, la nanomedicina podría eliminar los actuales tratamientos que duran años. Los costes no serán necesariamente más elevados, lo que permitiría aplicar estos descubrimientos en los países del Sur.

swissinfo.ch: ¿Suiza está bien situada en estas investigaciones nanotecnológicas?

P.H.: Sin duda, es un muy buen entorno que permite la excelencia individual. Pero los sistemas aquí son lentos. Y varios países, como Alemania, Gran Bretaña, Estados Unidos o Japón, estimulan aún más la investigación. Existe un cierto riesgo de que nos superen.

Patentes en nanotecnología

Según un estudio llevado a cabo por los investigadores de la Escuela Politécnica Federal (Assessing the Swiss Nanotechnology Landscape, Andrew McGibbon, Christian Soltmann et Roman Boutellier) – que cita el Tages-Anzeiger del 17 mayo de 2011) - unos 140 institutos, empresas y particulares han hecho patentar en Suiza unas 350 invenciones basadas en la aplicación de nanotecnologías. 

La mayoría de estas patentes (22%) concierne a la química, seguido muy de cerca por la industria farmacéutica (20%), los instrumentos de medición (17%) y los componentes electrónicos (1 %). Las aplicaciones médicas cuentan con un 6 % de patentes, la informática de oficina y los ordenadores, con el 3%.

En todo el mundo, se utilizan más de 1.000 materiales nanotecnológicos.

End of insertion

Patrick Hunziker

Profesor de cardiología y de cuidados intensivos, Patrick Hunziker dirige la clínica para cuidados intensivos del Hospital Universitario de Basilea. Ha trabajado y realizado investigaciones en los Estados Unidos, Congo y China.

Según la Swiss Nano Convention 2011, Hunziker es un pionero de la nanomedicina en Suiza. Encabeza un equipo de 8 personas que busca fabricar ‘contenedores’ capaces de tratar las células enfermas con un producto terapéutico, sin tocar las células ni los tejidos sanos.

Es igualmente cofundador de la Fundación Europea para la Nanomedicina Clínica (CLINAM) que pretende generar una reflexión, más allá del mundo académico, acerca de las implicaciones de las nanociencias desde un punto de vista ético y sus aplicaciones en los países del Sur.

La cuarta Conferencia Europea de CLINAM tendrá lugar en Basilea del 23 al 25 de mayo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?