Navigation

Cien días de Merz y Blocher en el Gobierno

Christoph Blocher y Hans-Rudolf Merz: cien días consagrados esencialmente al estudio de sus expedientes. Keystone

Su elección al Ejecutivo causó bastante ruido. Pero tiempo después se advierte que los dos representantes de la derecha no han modificado la línea política.

Este contenido fue publicado el 02 abril 2004 - 10:23

Ni debates tumultuosos, ni provocación. Los cien primeros días de Christoph Blocher y Hans-Rudolph Merz fueron calmados. No obstante, la batalla apenas comienza

Se esperaban destellos en el seno del Gobierno, en un Consejo Federal inédito tras su elección en el Parlamento, el pasado 10 de diciembre del 2003, fecha en que la famosa fórmula mágica fue alterada por primera vez en casi medio siglo.

Dos miembros del centro moderado eran remplazados por dos representantes de la derecha más fuerte: Christoph Blocher, figura principal de la Unión Democrática de Centro (UDC, derecha dura) y Hans-Rudolph Merz, del Partido Radical Democrático (PRD, derecha).

A juicio de la izquierda, era previsible esperar ataques contra el sistema social y una crisis del consenso (aspecto central del Gobierno colegiado de la Confederación). La derecha predecía a su vez una recuperación de la economía y el aligeramiento de la carga del Estado.

Pero tanto en una como en en otra parte aguardaban debates agitados en el seno del Ejecutivo.

Nada que llevarse a la boca

Sin embargo... cien días después, reina la calma y los comentaristas de la vida política siguen esperando los primeros indicios de cambio.

No cabe duda que Christoph Blocher y Hans-Rudolf Merz dan la impresión de estar más decididos que sus predecesores a reducir el gasto público. Pero el plan de austeridad, el más severo en la historia suiza (3.500 millones de francos), fue adoptado antes de su llegada al Gobierno.

Interrogado por swissinfo acerca de las modificaciones introducidas en el seno del Consejo Federal desde el 1 de enero, el propio presidente de la UDC, Ueli Maurer, se limita a decir: "un viento fresco sopla en el Gobierno".

No hay grandes decisiones para el análisis de la prensa. Nada espectacular. Los dos nuevos consejeros federales han demostrado su sagacidad para situarse fuera de toda polémica.

De pronto, los periodistas tienen poco para llevarse a la boca. Deben conformarse comentando el estilo y las declaraciones de los nuevos ministros.

Merz bajo presión

Apenas electo, Hans-Rudolf Merz, se permitió una serie de reflexiones personales que hicieron correr mucha tinta.

“Debió corregir rápidamente sus errores y desmentir sus declaraciones. Desde entonces se muestra mucho más prudente”, señaló recientemente el periódico en lengua alemana Basler Zeitung.

Sin embargo, su estilo franco y amisto es apreciado. De acuerdo con la prensa, es una persona que agrada a sus colaboradores e inclusive a la izquierda. Sin embargo, a decir del Berner Zeitung –otra publicación en alemán-, Hans-Rudolf Merz no podrá ser “amable” eternamente.

El programa de ahorro que deberá presentar este verano “arrojará numerosas víctimas: cantones, jubilados, personal federal, ciudadanos y, más generalmente, todos los beneficiarios de subvenciones”.

El ministro no solamente se encuentra bajo la presión de sus adversarios, constata el cotidiano en lengua alemana Neue Zürcher Zeitung. “Aquellos que lo eligieron quieren verlo cumplir con sus promesas: menos impuestos y menos intervenciones estatales”.

Responsable de sanear las finanzas federales, el ministro enfrenta una batalla que parece perdida de antemano. En efecto, tiene que convencer al pueblo de aceptar el paquete fiscal en mayo y que incluye medidas que recortan 4 mil millones de francos a las finanzas públicas

La inhabitual reserva de Blocher

Desde su elección, Christoph Blocher se ha hecho notar por una actitud de reserva más bien inhabitual. La prensa, que durante mucho tiempo le ha reprochado su populismo, parecería irritada por su silencio.

”Blocher se encuentra en espera. Descubre su ministerio y sus expedientes”, observa la Tribune de Genève, diario en francés. “Evidentemente, en dos meses no se pasa de jefe de la oposición a promotor del sistema colegial”.

”Christoph Blocher ha tomado en serio su papel de miembro del Gobierno”, afirma el semanario en lengua alemana Facts. “Pero después de cien días se puede decir que su poder de decisión y su margen de maniobra son escasos”.

Los caricaturistas no tienen suerte

Lo que es cierto es que la diligencia y la seriedad de los nuevos ministros no hacen felices a los caricaturistas. Christoph Blocher y Hans-Rudolf Merz dejaron de ser inagotables fuentes de inspiración.

“Añoramos el tiempo en que Blocher pertenecía a la oposición”, declara Chapatte, dibujante del diario Le Temps y quien esperaba impaciente las primeras contradicciones y otros traspiés del nuevo ministro.

Para Bürki, caricaturista de 24 Heures, cotidiano también en francés, Merz y Blocher han estado ocupados en efectuar pequeños ahorros en sus servicios, pero ahora que se han instalado, van a asumir el papel de compresoras”.

Bürki aúna el gesto a la palabra y en uno de sus dibujos estampa a los nuevos elegidos al volante de una compresora, a más de 100 kilómetros por hora, mientras una mujer y un niño tratan de huirles, víctimas sin duda de los futuros recortes en el sector social.

swissinfo, Armando Mombelli
Traducción, Juan Espinoza

Datos clave

Christoph Blocher (UDC) dirige desde el 1 de enero el Ministerio de Justicia y Policía.
Hans-Rudolf Merz (PRD) está al frente del de Finanzas.

End of insertion

Contexto

El 10 de diciembre, Christoph Blocher fue electo en lugar de la demócrata cristiana Ruth Metzler.

El Parlamento modificó así la tradicional repartición de ministerios, la “fórmula mágica”, en vigor desde 1959.

Desde el 1 de enero, el Gobierno está compuesto de la siguiente manera:

2 representantes de la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha dura): Christoph Blocher y Samuel Schmid.

2 representantes del Partido Socialista (PS, izquierda): Micheline Calmy-Rey y Moritz Leuenberger.

2 representantes del Partido Radical (PRD, derecha): Hans-Rudolf Merz y Pascal Couchepin.

1 representante del Partido Demócrata- cristiano (PDC, centro): Joseph Deiss.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?