Navigation

Chad armó supuestamente a un avión Pilatus

Un Pilatus PC-9 en el aeropuerto de Berna-Belp.

Un avión de entrenamiento militar PC-9 que Chad compró a la empresa constructora helvética Pilatus en 2006 "muy probablemente" fue equipado con armamento por ese país africano, indican las autoridades suizas.

Este contenido fue publicado el 18 enero 2008 - 14:41

La polémica aumenta a unos días de haberse revelado que aeronaves PC-7 participaron supuestamente en bombardeos de Chad sobre Darfur.

Desde principios de año se han revelado informaciones sobre el papel de los Pilatus PC-7 chadianos -comprados como aviones de entrenamiento-, en las operaciones militares aéreas de ese país sobre Darfur.

Para esclarecer el asunto, el Ministerio de Exteriores y la Secretaría de Estado de Economía (Seco) de Suiza abrieron una investigación conjunta. Exteriores convocó el jueves (17.01) al embajador de Chad en Suiza, pero se desconocen los detalles de la conversación. En la víspera, ya Berna solicitó explicaciones a N'Djamena.

Jean-Daniel Gerber, director de Seco, mencionó en conferencia de prensa que se ha confirmado que el avión de entrenamiento vendido por la constructora Pilatus a Chad en 2006 fue provisto después por mecanismos para sostener armamento.

Gerber indicó que "muy probablemente" la nave fue abastecida con armas, aunque aún no se han obtenido pruebas de que haya sido utilizada para fines militares.

Berna continuará con las investigaciones. Varias cuestiones aún están sin respuesta, por ejemplo, si es cierta la suposición de que el PC-9 fue enviado a Israel para ser equipado con armas. También debe esclarecerse el papel de dos mecánicos del Pilatus, que viajaron a Chad hace un año.

Reacción de la izquierda

Desde 1996, las naves Pilatus PC-7 y las PC-9 no figuran en la lista de material bélico, pero si están sometidas bajo la Ley para el Control de Bienes Utilizables para Fines Civiles y Militares.

Jean-Daniel Gerber recordó que esta modificación fue aceptada por el Parlamento y que a partir de entonces, ese tipo de aviones pueden exportarse, salvo que la Unión Europea (UE) o la ONU imponga un embargo al comprador.

Los mismos círculos opositores a esa decisión del Legislativo -el Partido Socialista, los Verdes y el Grupo a favor de una Suiza sin Ejército-, de nuevo muestran su descontento ante la suposición de que un avión de origen suizo ha sido utilizado en una misión militar de Chad. En concreto, exigen que este tipo de aparatos se sometan a la Ley para el Material de Guerra (LMG).

Los Verdes incluso van más lejos. En su opinión, esa modificación no sería suficiente para arreglar el problema, puesto que el gobierno, de todos modos, otorga con "demasiada facilidad su aval para la exportación de material de guerra en las regiones de crisis".

A juicio de los ecologistas, la solución es prohibir totalmente la venta de ese material. Esa solicitud se inscribe en la iniciativa popular del Grupo a favor de una Suiza sin Ejército, depositada ante las autoridades federales en octubre de 2007. Tanto el Ejecutivo como el Legislativo suizos deberán aún pronunciarse al respecto, antes de que la iniciativa sea sometida al voto popular.

La política suiza, "paradójica"

Por su parte, la organización civil SWISSAID calificó de "paradójica" la política de las autoridades helvéticas.

"Suiza concede ayuda humanitaria y al desarrollo a Chad y a Darfur. Al mismo tiempo, son utilizados aviones suizos en ataques aéreos, en el contexto de una guerra civil que, precisamente, reduce gravemente los esfuerzos para el desarrollo", subraya la ONG en un comunicado.

Durante la década pasada, varias organizaciones civiles reprocharon al gobierno suizo las exportaciones de aviones Pilatus que tuvieron lugar hacia países en conflicto. Entre los compradores se encontraban la junta militar de Birmania y el régimen del apartheid en Sudáfrica.

swissinfo y agencias

Tres PC-7 con bombas y un PC-9

El fabricante Pilatus en 2006 vendió directamente a Chad un avión. Se trata de la nave PC-9, que, según las autoridades helvéticas, "muy probablemente" fue equipado con armamento.

Chad posee tres Pilatus más, pero del tipo PC-7: dos revendidos por Francia y uno, por Estados Unidos. Actualmente sólo dos de esos aparatos estarían aún en condiciones de volar.

El 7 de enero, la agencia de noticias France Presse anunció que el ejército aéreo chadiano bombardeó un campo de rebeldes en Darfur y que entre las naves utilizadas se hallaba una Pilatus.

El 15 de enero, el noticiero '10 vor 10' de la televisión suiza en alemán SF difundió la foto de un PC-7 con los colores chadianos, portando bombas bajo sus alas.

El 17 de enero, Ariel Herbez, quien sigue "el caso Pilatus" desde hace 30 años, publicó en el diario suizo de Ginebra 'Le Temps' testimonios según los cuales el bombardeo con un PC-7 en Darfur no fue una operación única y que ese avión ha sido utilizado con regularidad en operaciones con fines militares.

End of insertion

Controles para la exportación

En Suiza se controlan las exportaciones de bienes que pueden tener un doble uso - es decir, que pueden aplicarse para fines militares o civiles-, y las exportaciones de material militar.

La Ley para el Control de Bienes (LCB) rige las exportaciones de esos materiales de doble uso y el equipo militar que no es controlado bajo la Ley para el Material de Guerra (LMG), como es el caso de los simuladores.

En el marco de la LMG se inscriben las exportaciones de armas, los sistemas de armamento, las municiones, los explosivos militares y los equipos específicamente concebidos para las tareas de combate.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?