Navigation

Cáncer: La guerra en Ucrania amenaza el desarrollo de nuevos tratamientos

Hasta el 24 de marzo se habían producido 64 ataques contra instalaciones sanitarias desde el comienzo de la guerra en Ucrania. Copyright 2022 The Associated Press. All Rights Reserved

La guerra en Ucrania interrumpe cientos de ensayos clínicos, muchos de los cuales se llevan a cabo en Ucrania y Rusia. Las empresas farmacéuticas suizas se ven directamente afectadas. Esto no solamente deja a los pacientes sin acceso al tratamiento, sino que amenaza el desarrollo de nuevos y prometedores medicamentos. 

Este contenido fue publicado el 01 abril 2022 - 09:00

Proporcionar tratamientos y mantener los estrictos protocolos de los ensayos clínicos mientras los hospitales son bombardeados, millones de personas huyen del país y los pacientes con cáncer se refugian en búnkeres es algo desalentador

Si la guerra continúa, las consecuencias serán devastadoras para los pacientes inscritos en cientos de ensayos clínicos en Ucrania, muchos de los cuales veían este tratamiento como su última esperanza. Además, se corre el riesgo de detener el progreso de muchos tratamientos prometedores contra el cáncer, muchos de los cuales son desarrollados por empresas farmacéuticas en Suiza

Roche, con sede en Basilea, tiene más ensayos en Ucrania que cualquier otra empresa farmacéutica, según el registro de ensayos clínicos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA). Alrededor del 20% de los ensayos patrocinados por Roche tienen sede en Ucrania. La media de toda la industria es del 4%.

Contenido externo

Algunos ensayos conciernen medicamentos clave contra el cáncer y las enfermedades neurológicas. En Ucrania hay 18 ensayos activos o en fase de reclutamiento para Tecentriq, que fue aprobado por la FDA para determinados cánceres de pulmón el año pasado

¿Por qué Ucrania?

Muchas empresas farmacéuticas y biotecnológicas han establecido ensayos en Ucrania en la última década. La reducción de los costos y los cambios legislativos para adecuar la práctica de los ensayos clínicos a las normas internacionales han provocado un rápido aumento de los ensayos establecidos en el país. Ucrania goza de una sólida reputación en cuanto a la rapidez con que se inscriben los pacientes y la producción de datos fiables

El sistema sanitario también es bueno, dice Steven Stein, director médico de la biotecnológica estadounidense Incyte, que tiene su sede europea en Suiza. 

Contenido externo

Mihai Manolache, director general de Cebis, una organización suiza de investigación clínica con sede en Lugano que organiza y supervisa ensayos para clientes farmacéuticos, dijo a SWI que también hay una gran población sin tratamiento, lo que significa que hay muchas personas que no han recibido ningún tipo de tratamiento para una enfermedad y, por tanto, son buenos sujetos para un estudio. 

También es un mercado cada vez más atractivo para las empresas. "No forma parte de la Unión Europea, pero es el país más grande de Europa, con 40 millones de habitantes", afirma Manolache, cuya empresa ha realizado ensayos en Ucrania en el pasado.

"Los ensayos clínicos son una forma de introducirse en el mercado". Las mayores exportaciones de Suiza a Ucrania y Rusia conciernen productos y dispositivos médicos. 

Lo que la guerra de hoy significa para el mañana

A medida que la guerra continúa, crece la ansiedad y la incertidumbre entre las empresas farmacéuticas sobre el futuro de muchos de sus ensayos y de los pacientes implicados. 

La guerra amenaza los suministros médicos y dificulta el mantenimiento y el seguimiento de los registros sanitarios, por no hablar de la preocupación por la seguridad personal de pacientes y médicos. La Organización Mundial de la Salud informó el 24 de marzo que se han producido 64 ataques contra instalaciones sanitarias desde el comienzo de la guerra.  

Roche ha creado un grupo de trabajo para supervisar la situación y ha establecido una línea telefónica para que los pacientes puedan llamar para pedir información y apoyo. La empresa ha donado material médico, como antibióticos, reactivos y medicamentos especializados para el tratamiento de la gripe, la artritis reumatoide y varios tipos de cáncer. 

En una declaración a SWI, un portavoz de la empresa escribió que están "trabajando activamente en la búsqueda de soluciones para garantizar el acceso continuo al tratamiento de estos pacientes, incluso si han abandonado Ucrania y se han trasladado a otros países". 

Es difícil estimar el impacto a largo plazo en el desarrollo de medicamentos. La mayoría de los ensayos en Ucrania patrocinados por empresas farmacéuticas son ensayos globales y, por tanto, inscriben a los pacientes en múltiples centros de varios países.

Stein señaló que muchos de los sistemas y herramientas digitales creados durante la pandemia de COVID-19 permiten a Incyte a mantenerse conectado con los pacientes y los médicos. La pandemia interrumpió muchos ensayos clínicos cuando la gente no podía acudir al hospital para recibir tratamiento. Como resultado, organismos como la FDA establecieron métodos estadísticos para tratar los datos que faltaban.

Roche no respondió a las preguntas de SWI sobre si se ha retirado algún centro de Ucrania de los ensayos o se ha sustituido a algún paciente. Sin embargo, Reuters informó el 11 de marzo de que al menos 7 empresas habían informado de interrupciones en los ensayos en el país.

Stein comentó a SWI que aunque Incyte está haciendo todo lo posible para garantizar que los pacientes tengan acceso a los tratamientos, si se pierde el contacto con ellos, tendrán que sustituirlos en los estudios

"Esto sucedería si, por ejemplo, se produjera una completa toma de posesión rusa de una ciudad o sitios y fuera imposible interactuar con el sitio y conectar con los pacientes electrónicamente", precisó Stein. "Esto es doloroso a muchos niveles" 

Dilemas éticos

La mayoría de las grandes empresas farmacéuticas también patrocinan ensayos clínicos en Rusia, los cuales se enfrentan a un futuro incierto. Varias empresas, como Roche y Novartis, ya han dicho que van a suspender los nuevos ensayos en el país. 

Aunque la medicina está exenta de sanciones, muchos ensayos patrocinados por empresas se ven afectados indirectamente, ya que se financian a través de cuentas en bancos estatales rusos: "Un gran problema es la parte financiera. ¿Cómo vamos a pagar a esos centros por el trabajo que hacen, teniendo en cuenta todas las sanciones?", inquirió Stein a SWI. 

Aparte de las sanciones, las empresas también se enfrentan a dilemas morales sobre si deben seguir trabajando en Rusia. En una carta abierta, más de 800 directores generales, ejecutivos e inversores de empresas han pedido a las compañías farmacéuticas que dejen de hacer negocios con la industria rusa. 

Roche se ha mantenido firme en su respuesta a la presión. El director general de Roche, Severin Schwan, declaró al periódico suizo en lengua alemana Tages-Anzeiger el 29 de marzo que tienen una responsabilidad con todos los pacientes que dependen de sus medicamentos. "No podemos negar a los pacientes rusos medicamentos contra el cáncer que pueden salvarles la vida", subrayó.

Contenido externo

Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?