Navigation

Bolivia vuelve a la calma

Hormando Vacadiez, presidente del Senado (der), tras tomar el juramento al nuevo presidente de Bolivia: Carlos Mesa. swissinfo.ch

La reununcia de Gonzalo Sanchez de Lozada y la entrega del mando al vicepresidente Carlos Mesa puso fin a una convulsionada semana que causó 73 muertos y medio millar de heridos.

Este contenido fue publicado el 18 octubre 2003 - 19:29

Bolivia es un país de concentración de la ayuda suiza al desarrollo.

“Nos duele profundamente la pérdida de valiosas vidas humanas” decía hace algunos días a swissinfo el embajador Walter Fust, director de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) al tiempo de confirmar que se mantenía la ayuda al país andino.

En la ocasión fomuló también votos porque “las comunidades locales y los municipios rurales (con los que colabora COSUDE) ayuden a resolver los problemas políticos del país”

Ese deseo se cristalizó en la noche del viernes (madrugada del sábado en Suiza) tras la dimisión y la salida del presidente Gonzalo Sanchez de Lozada hacia Miami, adonde llegó hoy con su familia y tres de sus ex ministros.

Detrás dejaba casi un mes de violenta represión a los miles de manifestantes, sobre todo campesinos, y una semana particularmente cruenta con un trágico saldo de 73 muertos, medio millar de heridos y decenas de detenidos.

Nuevo presidente

El hasta entonces vicepresidente, licenciado Carlos Mesa, recibió del Congreso la difícil tarea de tranquilizar los ánimos y gobernar un país maltrecho en varios sentidos.

Carlos Mesa, de 50 años, licenciado en Literatura y periodista se ha comprometido a convocar un referendo vinculante que decida los mecanismos adecuados para la venta de gas natural a Estados Unidos o México.

Bolivia es, después de Venezuela, el sengundo país con mayores reservas gasíferas en América Latina. En ese sentido anunció la revisión de la ley de hidrocarburos que otorga amplias facilidades a empresas transnacionales a cambio de apenas un 18% de impuestos.

Respondiendo a las grandes preocupaciones que movilizó a miles de campesinos, afirmó que convocará cuanto antes una Asamblea Constituyente para ‘refundar’ una nueva Bolivia.

Uno de los temas candentes será abordar la política de la erradicación forzosa de la hoja de coca en la región del Chapare cochabambino y la revisión del Código Tributario que afecta a miles de trabajadores de la economía informal.

Vuelve la calma

Las fuerzas policiales y del ejército retornan a los cuarteles mientras las fuerzas civiles, fundamentalmente indígenas (40% de los 8,5 millones de habitantes) se aprestan a reanudar sus actividades.

Para ello esperan ciertamente la decisión final de Evo Morales, alto dirigente de los “cocaleros” y jefe del Movimiento al Socialismo (MAS) y de Felipe Quispe (El Mallku), quienes han trazado un plazo de 90 días para que el novel presidente cumpla sus promesas.

Resta saber cuál será el rol verdadero de estos dos dirigentes campesinos en el futuro inmediato. Por ahora se mantienen en la oposición del tablero político boliviano.

Suiza, en particular COSUDE, siguieron de cerca la crisis en Bolivia en espera de un desenlace político que llegó, lamentablemente, después de días de luto e incertidumbre para el pueblo.

Comunidad Internacional

El Secretario de los Estados Americanos (OEA), Cesar Gaviria expresó su respaldo al nuevo gobierno presidido por Carlos Mesa, tras la renuncia de Gonzalo Sánchez de Lozada.

Otros gobiernos de la región, como el peruano de Alejandro Toledo, de Brasil, Argentina y otros de la región hicieron lo mismo, y en la madruga de este sábado naciones europeas, según se informó en fuentes oficiales.

Recientemente, el Coordinador residente de COSUDE, Peter Tschumi dijo a Swissinfo que “si no se da una mayor participación en las decisiones gubernamentales a los campesinos los conflictos continuarán”.

Sin embargo, señaló que si las demandas de estos sectores se atienden adecuadamente y mediante los parlamentarios indígenas se da una participación efectiva en la toma de decisiones a este sector mayoritario de Bolivia la situación cambiará.

COSUDE envió ayuda humanitaria inmediata de 10.000 dólares (algo más de 13.000 francos) a la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos para atender las urgencias de medicamentos requeridos por los heridos en los choques violentos.

Por otra parte, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)envió medicamentos y otros artículos médicos necesarios para atender a los heridos en los enfrentamientos de los últimos días. El avión con esa carga llegó el viernes a La Paz.

Durante la semana que concluye, por precaución, las representaciones diplomáticas, incluidas las de la Confederación Helvética estuvieron cerradas.

Tras los trágicos acontecimientos, la situación en este país andino se normaliza paulatinamente.


Swissinfo, Félix Espinoza, La Paz.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?