Navigation

Bilaterales II: Suiza mantiene su posición

Para Micheline Calmy-Rey, ministra de Exteriores, y Joseph Deiss, presidente de Suiza, (der), está cerca el fin de las negociaciones. Keystone

Reunido en sesión especial, el Gobierno confirmó su estrategia de negociar y concluir simultáneamente todos los acuerdos bilaterales bis.

Este contenido fue publicado el 01 abril 2004 - 16:00

Las soluciones deberán garantizar de manera durable el mantenimiento del secreto bancario.

Ni las presiones exteriores de la Unión Europea, ni las presiones interiores de la derecha dura (Unión Democrática del Centro, UDC), parecen haber logrado doblegar al Consejo Federal (Gobierno) sobre su posición en el terreno de la política europea.

Durante sus discusiones, los siete ministros abordaron diferentes opciones, pero terminaron por ponerse de acuerdo en continuar por la misma vía.

Al final, el objetivo sigue siendo el de concluir de manera conjunta todos los expedientes de las bilaterales bis, con soluciones que permitan garantizar durablemente el mantenimiento del secreto bancario.

El asunto europeo es una “prioridad en la política exterior de Suiza”, declaró este jueves la ministra de Exteriores, Micheline Calmy-Rey.

En su opinión, las negociaciones sobre las bilaterales bis entraron en la fase final aun cuando todavía es muy pronto para especular sobre las diferentes soluciones posibles.

“Podrían concluir en un futuro cercano, pero nuestra regla de oro es: silencio, estamos negociando”, subrayó.

Sus declaraciones fueron confirmadas por el presidente de la Confederación, Joseph Deiss: “Estamos relativamente cerca de una solución en esta segunda ronda de negociaciones con la Unión Europea”.

No a un Schengen ‘light’

En la perspectiva de una conclusión próxima, el gobierno definió, por otra parte, las opciones entre las soluciones que se perfilan. Encargó a la dirección efectuar entrevistas exploratorias con el fin de preparar un acuerdo de conjunto.

Si esos contactos informales condujeran a elementos de soluciones constructivas, serían discutidos durante un encuentro al más alto nivel con la Unión Europea.

El Gobierno subrayó que el expediente de Schengen/Dublín debería quedar totalmente concluido. Los últimos puntos aún en discusión se refieren a la asistencia judicial en materia de delitos fiscales.

Cabe recordar que Suiza negocia particularmente su ingreso al espacio Schengen en el marco de las bilaterales II con la UE.

Al interior de ese espacio deben desaparecer los controles aduaneros en beneficio de una mejor protección de las fronteras con los países no miembros. También está disponible una base de datos informática –Sistema de Información Schengen (SIS)- sobre las personas buscadas, los vehículos y los objetos perdidos o robados.

Además, para los países no miembros, una sola visa es necesaria para todo el espacio. Esa ‘visa Schengen’ será una ventaja enorme para el turismo suizo.

El acuerdo de Dublín está ligado estrechamente a los de Schengen. Introduce particularmente el sistema Eurodac, una base de datos de huellas digitales para identificar a los solicitantes de asilo que presenten una demanda en varios países.

Conservar el secreto bancario

Suiza exige en el expediente Schengen una garantía durable del principio de la doble incriminación y, por consiguiente, del secreto bancario.

Por su parte, Bruselas reclama en el expediente del fraude una cooperación más amplia en el terreno de la fiscalidad indirecta (derechos aduaneros, TVA, impuestos sobre el tabaco y el alcohol).

En cuanto a la extensión del acuerdo sobre la libre circulación de las personas, el Gobierno se limitó a constatar los avances logrados. Suiza obtuvo la posibilidad de aplicar un régimen transitorio de siete años para los diez países que se sumarán a la UE en mayo.

Persisten diferencias sobre la concretización de ese régimen; inicio de los plazos, estatuto de los trabajadores independientes y de las prestaciones de servicios.

En cuanto a una eventual participación helvética en los fondos de cohesión, reclamada por Bruselas, el gobierno tomará una decisión luego de que finalicen las bilaterales.

En conclusión, Micheline Calmy-Rey recordó que el compromiso de Suiza ascendió a 2.500 millones de francos en los últimos diez años y que esta ayuda a la Europa del Este debería percibirse como una participación en la cohesión social y económica en Europa. En ese marco, quedó abierta una contribución helvética a tales fondos.

swissinfo y agencias

Contexto

Tres años de negociaciones. Fechas importantes:

- 5 de julio 2001: Suiza y la Unión Europea (UE) abordan las bilaterales bis cuyos temas incluyen el fraude fiscal, las estadísticas, los productos agrícolas transformados y el medio ambiente.

- 30 de enero 2002: Suiza se dispone a negociar sobre los diez expedientes. El Consejo Federal (gobierno) adopta los últimos tres mandatos (Schengen/Dublin, la fiscalidad del ahorro y la liberalización de los servicios).

- 7 de mayo 2002: La UE eleva el tono porque Berna se niega a negociar sobre la fiscalidad del ahorro.

- 18 de junio 2003: el consejero federal (ministro) Kaspar Villiger anuncia en Bruselas que Suiza y la UE han llegado a un acuerdo político sobre fiscalidad. Recalca que intervendrá sólo si el conjunto de las bilaterales bis es concluido, incluidos Schengen y la lucha contra el fraude.

- 3 de junio 2003: acuerdo definitivo de la Unión Europea sobre fiscalidad del ahorro. Para que esa directiva entre en vigor, desde enero de 2005, requiere el pronunciamiento unánime de la UE, y constatar que los países terceros con los cuales negoció (Suiza, en primer lugar) estén dispuestos a aplicar medidas equivalentes.

- 10 de febrero de 2004: los ministros de Finanzas de la UE (Ecofin) instan a Suiza a firmar cuanto antes el acuerdo sobre fiscalidad de ahorro, sin vincularlo con otras negociaciones. Berna mantiene su postura.

De los nueve acuerdos, siete fueron concluidos. Aún quedan diferencias sobre asistencia judicial en materia fiscal, hecho que bloquea el de Schengen y el fraude. Berna ve en ello amenazas claras al secreto bancario.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?