Navigation

Auge vegetariano con crisis de la vaca loca y fiebre aftosa

swissinfo.ch

El impacto de las epizootias y las duras imágenes sobre la incineración de miles de animales comienzan a modificar los hábitos alimentarios. Asediada por una ola de consultas la Asociación Suiza para el Vegetarianismo, ASV, confirma el interés por los vegetales.

Este contenido fue publicado el 06 abril 2001 - 08:36

La crisis de la "vaca loca" y la epizootia de aftosa han convulsionado el mercado mundial de la carne y comienzan a modificar, por lo menos momentáneamente, los hábitos alimentarios en Suiza.

Inquietos, muchos consumidores abandonan la carne y concentran ahora su atención en productos análogos a la carne, en productos biológicos y en la alimentación vegetariana.

"Los consumidores desconfían de la carne y quieren consejos sobre la alimentación vegetariana", indica a swissinfo la señora Renée Maier, de la Asociación Suiza para el Vegetarianismo, ASV, acosada en estos días por una ola excepcional de consultas.

"Ante la proliferación de problemas generales de salud relacionados con la industria y el consumo de carne y ante las dramáticas imágenes de televisión que muestran la incineración de miles de animales, muchas personas se orientan cada vez más hacia un vegetarianismo progresivo o radical", subraya.

Aunque la ASV no ha sido inundada de llamadas como ha sucedido a la Sociedad Vegetariana británica, en Suiza también es fuerte la preocupación. Entre los consumidores más intranquilos están los padres de familia mortificados por los riesgos para la salud de sus hijos y los jóvenes, alarmados por el maltrato y sufrimiento de los animales.

Los proveedores de los restaurantes vegetarianos suizos han indicado a la prensa que la crisis actual ha contribuido a incrementar en un 250% el consumo de platos sin carne durante los últimos meses.

La ASV da consejos sobre cómo adoptar la alimentación vegetariana. En sus campañas, pone el acento en la defensa de la salud, el ambiente, los animales y el Tercer Mundo. Estima que los consumidores de carne condenan al hambre a los países más pobres al obligarlos a producir intensivamente el cereal para alimentar el ganado que se consumirá en los países más ricos.

¿Hay una tendencia al cambio de hábitos alimentarios o se trata de una reacción pasajera ante la grave situación generada por la Encefalitis Espongiforme Bovina y por la fiebre aftosa? Renée Maier asegura que son las dos cosas.


Sin triunfalismo la experta de la ASV concluye: "Cuando los consumidores descubren lo que hay detrás de la industria de la carne y cuando ven que ser vegetariano es más fácil de lo que se piensa, creemos que una parte de quienes ahora se preguntan sobre el vegetarianismo seguirá practicándolo".

Jaime Ortega

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?