Navigation

Aporte suizo para desactivar minas antipersona

El representante de RUAG y el embajador de Chile en Suiza (derecha) entregan equipo de desminado a Jaime Ravinet. Keystone

El ministerio de Defensa de Suiza entregó a la Comisión Nacional de Desminado de Chile 570 equipos modernos para la desactivación de minas, con seguridad.

Este contenido fue publicado el 18 noviembre 2004 - 09:41

El aporte presentado hace una semana incluye el envío de expertos para capacitar al personal de ingenieros del Ejército y la Armada en el uso de estos dispositivos.

Durante la ceremonia de entrega de estos equipos, realizada el pasado miércoles (10.11.) en la delegación helvética en Chile, el embajador de Suiza, Charles-Edouard Held, recordó que “este sistema de desminado se ha implementado ya con éxito” en otras experiencias similares.

Agregó que “ahora su uso va a ser posible en Chile”, después que el gobierno de suizo decidió participar en el programa de desminado chileno que se efectúa en cumplimiento del Tratado de Ottawa, con el fin de limpiar las zonas fronterizas del norte y sur austral de ese país.

“La donación es una manifestación de las buenas relaciones entre los gobiernos de Suiza y Chile que se profundizan en el marco de la red de seguridad humana, que es una red de trece países entre, ellos Chile y Suiza”, dijo Charles-Edouard Held a swissinfo.

El diplomático destacó que la iniciativa se enmarca en una de las metas de Suiza que es “eliminar las amenazas a la seguridad y los derechos de las personas”

“Es muy grato entregar parte de una tecnología desarrollada en Suiza, es grato que podamos contribuir de modo muy concreto a un país que comparte los mismos valores que el nuestro y contribuir a una mejor seguridad de las personas en este”, concluyó el representante helvético.

Ministro de Defensa chileno destaca gesto suizo

Jaime Ravinet, ministro de Defensa y presidente de la Comisión Nacional de Desminado, al agradecer la donación suiza, destacó “el gesto de este país hermano que nos está apoyando y colaborando en la tarea humanitaria que es el desminado de nuestro territorio”.

En Chile, antes de la puesta en vigencia de la convención de Ottawa, había 429.000 minas antipersona. Hasta la fecha se han destruido más de 300.000. Con la donación suiza será posible completar el programa de desminado antes de finalizar el año 2005, aseguró Ravinet.

Esta donación se realiza en el contexto de la Convención de Ottawa de 1997, mediante la cual los países firmantes se comprometen a trabajar para la erradicación de las minas antipersona.

Suiza, que tiene una gran tradición de promoción del derecho humanitario, cumplió un papel importante en la elaboración de esta Convención desde su inicio.

Refuerzo al Tratado de Ottawa

Chile y Suiza están firmemente comprometidos con el desminado humanitario, promoviendo los principios de la Convención de Ottawa y sus líneas de acción en distintas regiones del mundo.

La donación es parte de las estrechas relaciones bilaterales y la participación de ambos países en la Red de Seguridad Humana, destinada a eliminar las amenazas a la seguridad y a los derechos de las personas.

En el caso chileno, dicho proceso se encuentra en aplicación desde el año 2002, cuando este país se puso en vigencia la Convención de Ottawa.

Actualmente, este esfuerzo está concentrado en la remoción y destrucción de las minas antipersona sembradas en distintas zonas del país, especialmente en las fronteras con Perú, Bolivia y Argentina, donde se encuentra la mayor cantidad de estos artefactos explosivos antipersonales.

Esta moderna tecnología suiza permite el menor daño colateral posible en la desactivación de las minas antipersona. De acuerdo a la opinión de los expertos, es muy superior a otros métodos más tradicionales.

Equipos de Ruag

Los equipos son fabricados por RUAG, empresa suiza que trabajó en la desactivación de minas con la misma tecnología que se aplicará en Chile: la destrucción mecánica y detonativa.

La seguridad que ofrecen los equipos donados es un aspecto relevante en el caso chileno, donde el 83 por ciento de las víctimas de las explosiones de estos artefactos se encuentra entre quienes operan los mecanismos para inutilizarlos.

Con estándares aprobados por la OTAN y los EE.UU, este equipo - usado con éxito en varios países - permitirá cumplir con los requerimientos que exige la Convención de Ottawa.

RUAG fabrica tecnologías de alta precisión para el sector de la defensa y cuenta con más de 5.800 empleados.

Costos involucrados en el desminado

El director de negocios internacionales de la empresa, Rolf Oechslin, señaló a swissinfo que “las cargas antiminas tienen un costo involucrado que va desde los 20 hasa los 2.000 dólares por unidad, dependiendo de la profundidad en la que se encuentren los objetivos a desactivar”.

Este valor, dijo, hay que incorporarlo al financiamiento del programa completo; en este caso un total de 320.000 minas que deben estar desactivadas antes del 2011, de acuerdo a lo establecido en la Convención de Ottawa.

El representante de la empresa citada explicó que “en Suiza todavía se mantienen minas antitanques que no se han desactivado y actualmente se están realizando trabajos para encontrarlas”.

swissinfo, Nelson Muñoz Mera, Santiago.

Datos clave

Suiza y Chile hacen parte de la Red de Seguridad Humana, destinada a eliminar las amenazas a la seguridad y a los derechos de las persona.

End of insertion

Contexto

La donación se realiza en el contexto de la Convención de Ottawa de 1997, mediante la cual los países firmantes se comprometen a trabajar para la erradicación de las minas antipersona.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?