Navigation

8 de marzo: ¿símbolo o excusa?

Las mujeres constituyen las tres cuartas partes de los más pobres del planeta. Keystone

El mundo no tiene una razón valedera para echar las campanas al vuelo en el Día internacional de la mujer: la igualdad entre el hombre y la mujer está lejos de ser realidad.

Este contenido fue publicado el 07 marzo 2005 - 19:01

Esta fecha en Suiza ha perdido algo de resonancia en los últimos años.

En 1995, durante la 4a Conferencia de la ONU sobre la mujer, los Estados se comprometieron a concretar la igualdad entre hombres y mujeres y a luchar contra la creciente pobreza femenina.

Ese noble objetivo está aún lejos de ser logrado. Jamás hubo tantas mujeres sumidas en la pobreza. Según las estimaciones de la ONU suman mil millones de 1.300 millones de pobres censados. Asimismo, 60% de los "working poors" (gente que trabaja, pero que no le alcanza para sufragar sus gastos) son mujeres.

Palabras en vez de hechos

Una nueva conferencia sobre la mujer se lleva a cabo estos días en Nueva York. Se ha propuesto redactar una Declaración que permita poner en práctica los programas lanzados en Pequín y en El Cairo (Cumbre sobre la población, 1994), para mejorar la situación de la mujer en el planeta.

Las discusiones son particularmente difíciles en materia de los derechos sexuales y de reproducción de la mujer en países como Estados Unidos, Sudán, Irán, y Vaticano.

Por supuesto que hay enormes avances en el campo legislativo. Las mujeres en la actualidad están más conscientes de sus derechos, según las palabras del secretario general de la ONU, Kofi Annan en este 8 de marzo. Pero aún queda mucho por hacer.

A Kofi Annan le inquieta sobre todo el aumento alarmante de mujeres afectadas por el Sida, las violencias de las que son víctimas en los conflictos armados, así como la incesante trata de mujeres jóvenes.

La lucha por los derechos femeninos

Históricamente, la idea de un día dedicado a la mujer se remonta a la 2a Conferencia de mujeres socialistas en 1910. El objetuvo era entonces intensificar la "agitación por los derechos de la mujer".

En 1911 fueron organizadas grandes manifestaciones en numerosas ciudades estadounidenses y europeas para reclamar el derecho de voto, la igualdad de salarios y una mejor protección de las trabajadoras. Después, esa jornada comenzó a ganar popularidad, también en Suiza.

Posteriormente, con la guerra fría, su éxito comenzó a debilitarse porque el 8 de marzo era cada vez más considerado como un instrumento del imperialismo soviético.

1975: Año de la mujer

Las cosas cambiaron desde 1975, año que la ONU consagró a la mujer. Desde entonces el 8 de marzo es una especie de encuentro oficial.

En 1981, después de la obtención del sufragio femenino en Suiza, a nivel nacional, el principio de igualdad entre hombres y mujeres fue también incorporado en la Constitución Federal.

La movilización fue debilitándose, y desde 1992 ya no hubo una manifestación nacional. La fecha era más bien destacada con actos descentralizados.

Después de la elección del gobierno federal de 2003, muy desfavorable a las mujeres (perdieron una representación en el gobierno federal), la manifestación recobró un nuevo impulso y miles de mujeres de todos los horizontes y partidos hicieron escuchar su cólera.

El camino es aún muy largo

Hoy en día es sobre todo la cuestión de la igualdad de género que es objeto de debates y de manifestaciones diversas. Aunque la igualdad es oficialmetne reconocida, sigue lejos de ser una realidad plena.

Es cierto que en los últimos años mejorado considerablemente el nivel de formación de las mujeres. En el 2000 constituían el 44% de la población activa. Pero aún realizan la mayor parte del trabajo doméstico y educativo.

Quienes quieren trabajar tienen un margen de maniobra reducido, porque a menudo no les queda otra opción que la del tiempo parcial. Esos puestos son precisamente los más afectados por las reestructuraciones.

Y los salarios femeninos siguen siendo inferiores a los de los hombres, quienes ganan 20% más, e incluso 30% más en cargos directivos.

Una nueva plataforma

La Ley federal sobre la igualdad de género permite desde 1996 denunciar la discriminación en el mundo laboral.

Este 8 de marzo de 2005 ha sido creada una nueva plataforma en Internet. Cuenta con un banco de datos sobre los resultados de las quejas.

Once cantones participan en la operación. Las oficinas de la igualdad de género de los cantones quieren contribuir así a la reducción de las barreras sicológicas en la lucha contra la discriminación entre los sexos.

swissinfo

Datos clave

La idea de una jornada dedicada a la mujer se remonta a la 2a Conferencia de las mujeres socialistas en 1910. Un año después surgieron las manifestaciones reclamando el sufragio femenino. Posteriormente, el 8 de marzo se decretó festivo, sobre todo en el bloque comunista.
La tradición del 8 de marzo fue oficializada en 1975, cuando la ONU consagró el Año de la mujer.
Las mujeres han obtenido en 1971 el derecho de voto en el plano suizo.
En 1981, el principio de la igualdad de género fue incluida en la Constitución Federal.
La ley federal sobre la igualdad de 1996 permite denunciar la discriminación.

End of insertion

Contexto

- Las mujeres son mil millones de un total de 1.300 millones de pobres censados por la ONU.

- Ellas constituyen el 60% de los "working poors".

- En Suiza, las mujeres ganan una media de 20% menos que los hombres, y en los cuadros directivos hasta 30% menos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?