Navigation

50 años de solidaridad entre los suizos del exterior

Para conseguir armas, los guerrilleros de las FARC ya han extorsionado a ciudadanos suizos.

Desde hace 50 años, Soliswiss, el fondo de solidaridad de los suizos en el exterior, protege sus propiedades contra la pérdidas por causa de guerras, revueltas sociales, terrorismo o estatalización.

Este contenido fue publicado el 01 septiembre 2008 - 12:57

Uno de diez suizos vive en el extranjero. Y cada año emigran 30.000 más. Se van a todas partes del mundo, también a países no tan pacíficos y seguros como Suiza.

Doron Zimmermann, director de la sección política de riesgos de la cooperativa Soliswiss, divide el mundo en tres zonas de riesgo:

"En la zona verde hay estabilidad política, en la amarilla hay cierta labilidad, y la zona roja es muy dinámica."

Y zonas rojas, es decir, zonas de conflicto, hay muchas: el conflicto de Irlanda del Norte, guerras civiles en Argelia, Ruanda, Somalia y Zimbabue, donde fueron desapropiados los agricultores extranjeros, la guerra en Líbano e Irak, sólo para mencionar algunas.

Un paisaje de riesgos complicado

También Colombia: allí, una familia suiza fue amenazada y extorsionada masivamente, en una región donde están activos los grupos guerrilleros de las FARC y ELN.

"Primero parecía ser un caso de criminalidad común, pero después de ulteriores investigaciones en colaboración con expertos externos, el Ministerio de Asuntos Exteriores y las representaciones diplomáticas locales de Suiza, se vio que la guerrilla intentó conseguir armas mediante el chantaje. "Así estaba claro que se trataba de un caso político y que era incumbencia de Soliswiss", señala Zimmermann.

"Este es un ejemplo en el que coincidieron el chantaje criminal y el proceso político", explica el experto de riesgos. El caso demuestra cómo las formas de conflicto han cambiado en los últimos años. "Desde que acabó la Guerra Fría, contemplamos una diversificación de los riesgos.

Pero no sólo de los riesgos, también nuestra percepción ha cambiado." En muchos casos resulta muy complicado comprender el contexto. "No podemos partir siempre del hecho que actores estatales participen de forma abierta en un conflicto."

También es difícil esclarecer los motivos de un secuestro. En un principio, Soliswiss no suele pagar indemnización en casos de secuestros con exigencias de rescate porque se trata de un acto criminal, no político.

"Pero si hay un componente político, es decir, si se trata de un secuestro que tiene por objetivo el intercambio de prisioneros, entonces tiene que intervenir Soliswiss." Una condición previa es, obviamente, que la pérdida de las expectativas de subsistencia se deba a este acto violento.

Una solidaridad histórica

Soliswiss era al principio una organización de autoayuda que se fundó a partir de las experiencias vividas en la II Guerra Mundial. En aquella época regresaron a casa muchos suizos que fueron afectados durante la guerra en Alemania o en Francia. Habían perdido todo en la guerra. "La Confederación descartó cualquier responsabilidad. No compensó a los dañados y así hubo cierta necesidad", comenta Zimmermann.

Tras largos debates y aclaraciones, la Confederación tuvo que decidir si quería fundar una institución para solventar futuras crisis o si quería delegar esta tarea a una organización benéfica de autoayuda siguiendo la vieja tradición confederada, declara a swissinfo Doron Zimmermann. Así fue cómo se fundó en 1958 el fondo de solidaridad. En 1962 recibió de la Confederación una garantía ilimitada de fianza, es decir, una especie de reaseguro.

De la solidaridad a la protección contra riesgos

Hasta ahora, la Confederación sólo ha tenido que recurrir a esa garantía de fianza una sola vez; fue en la época de la descolonización, cuando la cooperativa tuvo que franquear muchas dificultades. En aquel entonces hubo casos de suizos en África, en América del Sur y en Asia que perdieron sus haberes a causa de nacionalizaciones. Soliswiss ha devuelto la suma en su totalidad.

Y desde entonces, la cooperativa nunca se vio obligada a recurrir a los recursos de la Confederación. "Hemos instituido reservas que nos permiten proteger a nuestros socios incluso en casos de siniestros mayores", explica Doron Zimmermann.

"Durante mucho tiempo, la solidaridad se encontraba en el primer plano, pero entre tanto la protección contra los riesgos se ha convertido en nuestra mayor preocupación", enfatiza el experto.

No obstante, la solidaridad aún es importante: no importa si un suizo vive en países seguros como Finlandia o en países más peligrosos como Pakistán o Irak, donde la violencia y el terror forman parte de la vida cotidiana, las primas son iguales para todos.

swissinfo, Gaby Ochsenbein
(Traducción del alemán: Antonio Suárez Varela)

Soliswiss

La cooperativa ayuda a ciudadanos suizos en el extranjero que han perdido sus existencias por disturbios políticos, estatalizaciones, guerras o actos terroristas.

Ser socio de Soliswiss cuesta 40 francos por año, y una pertenencia vitalicia, 500. Los asegurados tienen una cobertura de 10.000 francos. Cada persona puede elevar la indemnización a un total de 150.000 francos, si está dispuesta a pagar una cuota más alta.

El seguro cubre la pérdida irremediable de las expectativas de subsistencia, como por ejemplo la pérdida de ingresos o de bienes inmobiliarios y las infraestructuras privadas o comerciales, bienes raíces, ganado, etc.

La Confederación Suiza se encarga, como 'reasegurador', de garantizar las fianzas sin límites.

Un 1 a 2% de los 670.000 extranjeros del extranjero son socios de Soliswiss.

End of insertion

HISTORIA

1958: En colaboración con el secretariado de los suizos del exterior, los emigrantes suizos fundan una cooperativa, una especie de autoayuda en casos de pérdidas de existencias en el extranjero.

1962: La Confederación otorga al fondo de solidaridad de los suizos del extranjero una fianza ilimitada.

1988: La cooperativa ofrece seguros de enfermedad internacionales.

1997: Se empiezan a ofrecer servicios de seguros de vida y de pensiones.

2006: Fundación de Soliswiss SA, que se especializa en el negocio de seguros y administración de bienes. Es una sociedad filial de la cooperativa. Soliswiss se limita a asegurar los riesgos políticos de sus asegurados.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?