Navigation

'Top Ten' de las crisis olvidadas

Una mujer en Uganda pide el cese al fuego. Keystone

Uganda, Congo y Colombia ocupan los primeros sitios del listado de Médicos Sin Fronteras, sección suiza.

Este contenido fue publicado el 28 enero 2005 - 01:20

Y Terres des Hommes advierte la importancia de un control estricto de los donativos tras catástrofes humanitarias.

Médicos Sin Fronteras (MSF) fue una de las primeras organizaciones en cerrar su colecta para las víctimas del tsunami, tras evaluar que ya tenía lo suficiente.

Centrado en tareas de carácter inmediato en las zonas afectadas por el maremoto, el 4 de enero MSF puso fin a la recepción de donativos, en un ejemplo de honestidad y transparencia, después de recaudar alrededor de 80 millones de francos, de los cuales, 350.000 recolectados en Suiza.

“Recomendamos a la gente que no dirijan ya sus donativos a la catástrofe asiática, para que podamos dirigirlos a otras operaciones en el resto del mundo. Pienso en la región de los Grandes Lagos o en Darfour, en Sudán”, explicó Aymeric Péguillan, responsable de comunicación de MSF Suiza.

Y es que MSF insiste en no olvidar otras catástrofes humanitarias y para recordarlas a la gente elaboró su ‘Top Ten de las crisis olvidadas’, en la que, en primer sitio se encuentra el conflicto de 18 años en el Norte de Uganda, con 1.6 millones de personas afectadas.

Allí, unos 20.000 niños han sido víctimas de un conflicto que comenzó en 1986 entre el grupo rebelde Ejército de Resistencia del Señor y el ejército ugandés. Cientos de pequeños huyen cada noche en busca de refugio, una forma de evitar ser convertidos en combatientes o entrar en las filas de la explotación sexual.

En segunda posición está el Congo y sus 150.000 desplazados. “Tres millones de congoleses murieron en los últimos seis años, lo que representa un tsunami cada seis meses”, señalaría al respecto Jan Egeland, secretario general adjunto de la ONU para asuntos humanitarios, durante la conferencia de donadores internacionales para la ayuda por el tsunami, desarrollada en Ginebra a mediados de este mes.

Colombia en tercer sitio

Continuando con el listado de Médicos sin Fronteras, en tercer lugar está Colombia en donde la violencia es la primera causa de muerte, y le sigue la sombra de la tuberculosis, Somalia, el conflicto chechenio, Burundi, Corea del Norte, Etiopía y Liberia.

Sobre Sudán, Aymeric Péguillan de MSF dijo a swissinfo: “Esta catástrofe hace algunos meses, antes del tsunami, se describía como la mayor catástrofe humanitaria en curso.”

Cuestionado en cómo hacer para dar más equilibrio a las sendas colectas de la Cadena de la Solidaridad, Péguillan respondió: “No creo que podremos tener un equilibrio. Creo que es un poco ilusorio.”

Sin embargo, recalcó: “Esa población civil del oeste de Sudán no es menos víctima que la gente que debió hacer frente al tsunami, es decir, no habrá equilibrio en la medida en que haya esa gran solidaridad ante la cobertura mediática excepcional. Para nosotros, lo esencial es hablar y hablar y hablar y no esperar a que sea la primera nota de los periódicos”.

Para el portavoz de Médicos sin Fronteras está claro que debiera haber más movilización a favor de estas crisis “menos internacionales, menos excepcionales, menos visuales y menos cubiertas por los medios...() Tal vez si los Estados se implican más políticamente para resolver esas crisis tendríamos más atención”.

Solidaridad cansada

“Es como si la solidaridad estuviera ya cansada de apoyar a los mismos países”, dijo por su parte John Orlando, representante para Latinoamérica de la Fundación Terres des Hommes, Lausana.

Y sobre el riesgo de despilfarro ante el cúmulo de donativos recibidos para las víctimas del tsunami en la Cadena de la Solidaridad, John Orlando dijo que efectivamente esta posibilidad de duplicar tareas existe. Citó el ejemplo del apoyo tras el huracán Mitch en Centroamérica: “Se hicieron cosas dos veces cuando una mejor coordinación hubiese permitido usar mejor los recursos. El riesgo existe, por eso es muy importante que las directivas de la ‘Chaîne de Bonheur’ y la COSUDE (Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación) sean muy específicas y estrictas”.

Y lo más importante, recalcó, que no se destinen fondos a Asia que estaban previstos para otras regiones. Y aunque reconoció que COSUDE tiene muy en cuenta esa preocupación, advirtió que el papel de las ONG es decir, “cuidadito, estamos apoyando a Asia, pero no olvidemos los otros lugares”, finalmente una forma de evitar nuevas crisis olvidadas.

swissinfo, Patricia Islas Züttel

Datos clave

La crisis olvidadas según MSF están en Uganda, Congo, Colombia, Somalia, Chechenia, Burundi, Corea del Norte, Etiopía, Liberia y Sudán. En el listado también se incluye el flagelo de la tuberculosis.

End of insertion

Contexto

Médicos Sin Fronteras, Sección Suiza, y Terre des Hommes, son organizaciones que reciben apoyo de la colecta helvética para sus proyectos, además de tener donativos directos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?