Navigation

'Sí' de la V Suiza a extensión de libre circulación

Moritz Leunberger, ministro de Comunicaciones, con el presidente de la OSE, Jacques-Simon Eggly. Keystone

Suiza necesita de fronteras para definir su identidad, sentenció el ministro Moritz Leunberger. Descartó, sin embargo, que esos límites se traduzcan en barreras y advirtió que ningún Estado puede funcionar en forma aislada.

Este contenido fue publicado el 23 agosto 2008 - 22:49

A su vez, la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE) concluyó este sábado sus deliberaciones con un rotundo 'sí' a la extensión del acuerdo para la libre circulación de personas con la Unión Europea.

"Hasta para la elaboración de las 'cervelas' (salchichas helvéticas), Suiza requiere de productos que vienen de Paraguay, Uruguay o Argentina", bromeó el ministro de Transportes y Comunicaciones en su discurso de clausura del 86 Congreso de la OSE.

"Una sociedad se define con limitaciones en su comportamiento. Necesitamos fronteras para poder traspasarlas, redefinirlas. Es más allá de las fronteras que reconocemos nuestras raíces", asentó el invitado de honor de los suizos expatriados, reunidos este fin de semana en Friburgo.

Los pronunciamientos del consejero federal aludían al tema central del 86 Congreso de la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE), '¿Suiza sin Fronteras. Oportunidades y riesgos de la libre circulación de personas', que fue analizado a todo lo largo de la jornada.

Pero los debates de este sábado comenzaron con una exposición sobre la ciudadanía y la territorialidad, por parte de Joëlle Kuntz, con una lectura diferente, sobre el tema de las fronteras:

La periodista y escritora francosuiza refirió que hubo un tiempo en el que los ausentes no tenían voz, mientras que ahora, "el acto cívico se consuma fuera del territorio". Las fronteras, dijo, están en el interior de nosotros mismos, "la noción de diápora adquiere un valor positivo que no tenía anteriormente".

Para Joëlle Kuntz, esos "cambios de perspectivas" han modificado profundamente el sentido global de las pertenencias políticas que, al multiplicarse, contribuyen a derribar las fronteras".

¿Conservadores?

"Pensaba que los suizos en el extranjero eran conservadores, pero cuando vi el título del Congreso...", comentó el ministro Leuenberger al inicio de un discurso pleno de humor que los asistentes coronaron con un fuerte aplauso.

"... como presidente de la Confederación (2001 y 2006) envié un mensaje a los suizos en el extranjero en el que decidí reemplazar las habituales campanas (del fondo musical) con el sonido del cuerno de los Alpes. Recibí muchas cartas de protesta". Con lo que no sólo constató el apego de sus compatriotas expatriados a la tradición, sino lo nutrido de esa comunidad.

En efecto, la llamada V Suiza está formada por cerca de 700 mil ciudadanos con residencia en el exterior del territorio helvético y que anualmente se reúnen para analizar y pronunciarse sobre los principales temas de la agenda nacional. A la sazón, el acuerdo de libre circulación con la UE.

La ciudadanía en cuestión concluyó que las ventajas de extender el acuerdo de libre circulación de personas a los 27 miembros de la Unión Europea son mayores que los riesgos.

Perdedores con un 'no'

A guisa de ejemplo, los ponentes dijeron que los convenios vigentes han permitido mayores facilidades para el establecimiento de los suizos en otros países y mejores oportunidades laborales con el reconocimiento de sus diplomas.

Recordaron que para evitar eventuales desviaciones, como el 'dumping social', se aplican medidas de acompañamiento. "Debemos abrirnos y aprovechar las oportunidades de esa apertura. Si nos mantenemos alejados nos convertiremos en perdedores".

Este 2008, la V Suiza abordó igualmente la amenaza de recorte que pende sobre el presupuesto de su órgano informativo, la Revista Suiza, y la urgencia de la introducción del voto electrónico, inquietudes transmitidas por el presidente de la OSE, Jacques-Simon Eggly, al ministro de Comunicaciones.

swissinfo, Marcela Águila Rubín, Friburgo

Se dijo en la OSE:

"Las minorías deben poder reconocerse en las decisiones de la mayoría, que a su vez debe tener en cuenta las inquietudes de las minorías". (Moritz Leuenberger)

"Ningún país, ningún individuo, puede considerarse totalmente autónomo, puesto que siempre tendrá la influencia del medio, del mundo". (Moritz Leunberger)

"No todo es perfecto en los acuerdos bilaterales con la UE, pero creo que nadie quiere dar marcha atrás". (Robert Engeler, suizo expatriado).

End of insertion

Libre circulación

El acuerdo sobre la libre circulación de personas con los (otrora) 15 Estados miembros de la UE entró en vigor el 1° de junio de 2002. En septiembre de 2005, Suiza aceptó su ampliación a los 10 nuevos miembros de la UE (Estonia, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia, República Checa, Hungría y Chipre).

Una ampliación a los dos nuevos países miembros, Rumania y Bulgaria, está en discusión. Los sectores más duros de la UDC (derecha nacionalista) pretenden lanzar un referéndum contra ese acuerdo.

La libre circulación de personas entre Suiza y la UE está limitada hasta 2009. Por parte de la UE, el acuerdo puede ser tácitamente prolongado. En Suiza, esa medida es sometida a referéndum facultativo. Paralelamente a la extensión de ese acuerdo, la libre circulación debe ser ampliada a los dos más recientes miembros de la UE, Rumania y Bulgaria.

End of insertion
En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?