Navigation

"Escribir es un acto de fe"

Gloria Gervitz dice que escribe para que la consuelen, pero no sabe de qué. www.colorado.edu

Gloria Gervitz, una de las voces más íntimas de la lírica mexicana actual, presenta en Zúrich la antología bilingüe 'Migraciones'.

Este contenido fue publicado el 13 junio 2003 - 18:48

La identidad, la escritura y la búsqueda mística son temas centrales en la obra de esta poeta de origen judío.

Invitada por la Casa de la Literatura y la Universidad de Zúrich, Gloria Gervitz, dueña de una modestia incomparable y de una voz grave y transparente, habló este jueves (12.06.) ante un público de jóvenes suizos e hispanohablantes, sobre el proceso y el fin de su escritura.

La obra poética de esta autora mexicana es una sucesión de voces infinitas en las que se vislumbra su propia historia y la de muchos escritores que han vivido la experiencia del exilio forzoso o voluntario.

En busca de los orígenes

Gloria Gervitz nació en la Ciudad de México en 1943 en el seno de una familia de judíos rusos que emigraron a México hacia finales de 1920 huyendo de la persecución.

Lo único que sabían de México es que era un país situado en alguna parte de América y con un pueblo generoso dispuesto a acoger a cualquier emigrante.

Gloria Gervitz ha convertido esta experiencia familiar en un desafío, el de reconocerse y contar su propia historia en un contexto cultural tan distinto y lejano al de sus antepasados eslavos.

Pero la cultura mexicana le ha ofrecido la vitalidad y la fuerza de una lengua, como el español, en la cual ella ha podido conjugar también el ruso y el yiddish en su escritura.

Un árbol con siete ramas

'Migraciones', título de su más reciente obra publicada en México (FCE 2000), no sólo significa un desplazamiento, un errar físico por la geografía del mundo, sino también el encuentro entre dos mundos que se compaginan en su poesía: el mexicano de la abuela materna y el judío ruso de sus padres.

Considerada su obra mayor, 'Migraciones' es un extenso poema creado a lo largo de veintisiete años. "Fue una escritura que iba creciendo dentro de mí como si fuera un árbol", sostiene Gloria Gervitz.

Ese árbol ha crecido y ahora tiene ramas y está fuerte. Es un árbol como el naranjo o la encina que echa ramas, hojas y flores.

La poetisa comenzó escribiendo un poema extenso llamado 'Shajarit' (oración de la mañana) en 1979, integrado más tarde al libro 'Fragmento de ventana' (1986).

A estos poemas fueron sumándose otros como 'El libro de Yiskor' y 'Leteo', aparecidos bajo la edición de Fondo de Cultura Económica en 1991. El libro siguió creciendo verdaderamente como un árbol frondoso con otras partes como: 'Pythia','Equinoccio' y 'Treno'.

En total siete ramas, como afirma Gloria Gervitz, de un una obra-árbol llamada 'Migraciones', que no ha dejado de echar raíces y crecer con la misma savia que alimenta a todo el follaje.

"Escribo para que me quieran"

La temática de la emigración junto a las referencias religiosas en la obra de esta autora da cuenta de sus raíces hebraicas.

A veces su poesía es como un vagabundeo de voces, un errar de palabras en busca de la palabra, un éxodo interminable, un destierro constante en el que la poeta calla y vuelve a entonar su voz para expresar una plegaria.

"Escribo para que me quieran, para que me consuelen, pero no sé de qué", confiesa humildemente y sin vergüenza Gloria Gervitz. Quizá ella escriba para no olvidar su propia historia, porque "escribir es un acto de fe", un agradecimiento a la vida.

En su poesía se conjugan a la sonoridad del español otras lenguas como el yiddisch y a veces el inglés, que la autora define como su "segunda casa".

Sobre la diversidad lingüística en Suiza Gloria Gervitz opina "que el hecho de hablar cuatro lenguas diferentes es una interrelación y un enriquecimiento enormes."

La identidad personal y cultural, unida al erotismo y a la presencia de la muerte, ese aspecto ineludible en los escritores mexicanos, hacen de esta autora una verdadera portavoz del exilio. Una mujer que clama el éxodo del mundo judío, uno de los tristes episodios que marcaron la historia del siglo XX.

swissinfo, Araceli Rico, Zúrich

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?