Navigation

"Ayúdate que yo te ayudaré"

Yadira Sánchez con una familia beneficiada en la comunidad del Sauce. swissinfo.ch

Las Iglesias Protestantes Suizas están presentes en Nicaragua desde hace los años 80; sin embargo, tras el Huracán Mitch incrementaron su actividad.

Este contenido fue publicado el 16 abril 2004 - 20:35

Con acciones en los ramos de alimentos y agropecuario buscan favorecer a los más desprotegidos, pero con la participación activa de los mismos.

“Se trata de estrategias muy pequeñas para gente con muy pocos recursos, un crédito para una vaca... Una vaca para una mujer que no tiene un vaso de leche es sumamente importante. Con ella tiene leche para sus hijos, para su familia y, posteriormente, con el mismo animal va pagando ese crédito”.

Yadira Sánchez, representante en Nicaragua de Eper/Heks, la organización de ayuda de las Iglesias Protestantes Suizas, subraya lo anterior y explica que las actividades de la entidad helvética se dirigen prioritariamente al sector de la alimentación y al renglón agropecuario.

“Son estrategias básicamente de sobrevivencia y de apoyo a los sistemas productivos con muy pocos recursos. Inclusive tenemos un pequeño fondo de tierras en crédito con mujeres. Hay una muy buena experiencia con 40 mujeres a las que se han otorgado facilidades para que trabajen su tierra en el municipio de Tarragona”.

Entrevistada en sus oficinas de Managua, Yadira Sánchez explica que las tareas de cooperación de Eper/Heks en Nicaragua conocen dos momentos: antes y después del Huracán Mitch. En el primero se efectuaban sobre todo trabajos de capacitación con sus contrapartes (básicamente entidades religiosas).

Atención a niños trabajadores

Posteriormente se amplió el trabajo al área de la reconstrucción y la emergencia para pasar después al proceso actual de transición de la emergencia al desarrollo con prioridad en la alimentación y el sector agropecuario. Y, desde siempre: la atención a la niñez.

“Tenemos un proyecto en Jinotepe con niños trabajadores de la calle. Se atiende a 100 niños y con esa labor nos hemos mantenido antes y ahora. Se han hecho modificaciones porque con un seguimiento más cercano es posible una retroalimentación e incidir en estrategias más integrales”, apunta.

La estrategia está destinada a niños de entre 8 y 15 años. Se trata de menores que se ven obligados a buscar en la vía pública el sustento propio y el de la familia, y cuya pobreza les impide acudir a las aulas. Eper/Heks les enseña oficios para arrancarlos de la calle y alienta su inserción escolar.

Una cooperación respetuosa

Entre sus acciones, Eper/Heks desarrolló una estrategia en la Costa Atlántica con comunidades indígenas que viven al norte del país, casi en la frontera con Honduras, y que resultaron severamente afectadas por el Huracán Mitch.

El proyecto incluyó la construcción de 116 viviendas, la producción agropecuaria –con la creación de huertos familiares- y la organización comunitaria, tendiente a dar continuidad a las acciones y a desarrollar habilidades para la gestión de problemas ante las instancias pertinentes.

“Hemos tenido en cuenta necesidades de las comunidades. Ese proyecto se caracteriza porque se encuentra en comunidades indígenas donde la estructura habitacional es muy diferente porque las casas se encuentran a la orilla de un río y se construyen sobre pilotes (como palafitos)”.

Participación del Estado

Sobre la participación de las autoridades locales en las tareas de cooperación, Yadira Sánchez señala que surgió después del Huracán Mitch, porque durante la emergencia quedó en evidencia que a quien tenía que recurrir la población era a sus dirigentes políticos.

“Las situaciones obligaron a la población a pedir ayuda al gobierno local. Fueron momentos muy difíciles donde alcaldes y gobiernos locales tuvieron que gestionar y darse cuenta de que tanto ellos como la población debían interactuar de una mejor manera para trabajar en los municipios de una manera integral”.

Un ejemplo sobre este nuevo proceso de participación tuvo lugar en el municipio del Sauce, departamento de León, cuya alcaldía fungió como contraparte de Eper/Heks para la construcción de 48 viviendas para damnificados.

“Nos apoyaron en garantizar que todos los beneficiarios que teníamos en la lista realmente eran dueños de su tierra porque ellos tienen toda la documentación”.

Añade nuestra entrevistada que, al término de los proyectos, las autoridades locales se encargan de darles seguimiento y de velar por el cumplimiento de los contratos que, entre otras cosas, estipulan que los beneficiarios no pueden vender las casas que les son atribuidas.

Participación comunitaria

Inquirida sobre la manera en que se inserta en la cooperación el enfoque cristiano, la representante de Eper/Heks en Nicaragua explica que con el paso de los años y las experiencias adquiridas se han integrado algunos cambios. Así, mientras que en un principio las contrapartes eran meramente organizaciones religiosas, ahora cubren un abanico más amplio.

Además, sin perder de vista ese enfoque cristiano, se integra también una perspectiva comunitaria.

“Se trata de unir los valores cristianos en la comunidad y capitalizar esto en función de su propio desarrollo, que no sea tanto el principal eje de trabajo sino un medio”, sostiene, para concluir:

“Si la gente se mueve con esos valores, se busca a los líderes cristianos, no hay ningún problema, pero no en función de decir bueno, agradecemos a Dios por tal cosa sino, como Dios dijo: ayúdate que yo te ayudaré”.

swissinfo, Marcela Águila Rubín, de vuelta de Nicaragua

Contexto

Eper/Heks realiza trabajos en Nicaragua desde finales de los años 80.

Sin embargo, estableció oficinas en ese país hasta 1999.

Sus actividades en Nicaragua se desarrollan principalmente en áreas afectadas por el Huracán Mitch y en zonas agro-ecológicas con muy pocos recursos en términos de bosques, suelos y agua.

Trabaja fundamentalmente en el tema de seguridad alimentaria con acciones dirigidas a pequeños productores en el área de agricultura sostenible con componentes de patio.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?