Navigation

¿Alpinismo en los Andes?

Campamento en Los Andes.

¿Por qué no? Suiza y Perú comparten no sólo una orografía prodigiosa, sino que la formación de los guías andinos es de cuño helvético. Más aún, Lima desarrolla un proyecto de impulso a la escalada con el concurso de personalidades y entidades de la Confederación.

Este contenido fue publicado el 28 septiembre 2008 - 10:04

Un nuevo capítulo de una historia que comenzó hace treinta años...

"Cuando tenía 14 años leí un libro sobre los Andes..." - el relato de Camille Bournissen a swissinfo recuerda el inicio de El Principito, sólo que en este caso no se trata de la selva, sino de la montaña.

"Me dije: 'si alguna vez pudiera ir..." Y pudo ir, pero tuvo que esperar 25 años. Sin embargo, la espera bien valió la pena:

En 1977, y con el cargo de vicepresidente de la Asociación Suiza de Guías de Montaña, este ciudadano helvético del cantón del Valais llegaba a Perú con la firme intención de identificar nuevas rutas de ascenso a las cumbres de sus sueños. Empero...

"Luego de laboriosas investigaciones, encontré muy poca información. Pedí hablar con los guías de montaña, pero no había, ¡era impensable! Al pie de esas cimas mágicas constaté que no había ninguna estructura, ninguna formación, ni información fiable. Una evidencia se me impuso: ¡Había que formar guías!"

'Alpes-Andes'

Camille Bournissen cruzó el Atlántico de vuelta a casa. Su objetivo de descubrir caminos nuevos a través de Los Andes se había transformado en el proyecto didáctico 'Alpes-Andes' que un año más tarde, luego de muchos esfuerzos y con el apoyo de amigos primero y luego de instituciones suizas, se convirtió en la Casa de los Guías de Montaña de Perú.

"Así empezó, en 1978, el primer curso que se organizó no sólo en el Perú, sino en toda la América del Sur", destaca Bournissen. Dos años más tarde, al ingresar a la Asociación Internacional de Guías de Montaña, Perú confirmaba su papel de pionero como primer país americano en esa entidad y como primera nación hispanoparlante.

Y ello, amén de los lazos de amistad que entretejieron montañistas suizos y peruanos unidos por un proyecto que llegó a inscribirse en las estrategias de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), pero del que se retiró la parte helvética, a finales de los 90, tiempos aquellos en los que la guerrilla maoísta de Sendero Luminoso y la crisis económica habían irrumpido en la realidad peruana.

"Seguimos solos..."

"Desde el año 2000 seguimos caminando solos", anota el guía andinista Aritza Monasterio.

En efecto, a decir de la embajadora de Perú en Suiza, Elizabeth Astete, la estrategia bilateral se convirtió entonces en un ejemplo exitoso de proyecto de cooperación autosustentable.

Ahora, sin embargo, y "si bien el número de turistas ha aumentado en los últimos años, lo cierto es que el potencial y la belleza de las cordilleras que existen en el Perú no están siendo suficientemente aprovechadas", lamenta la diplomática.

Con esa inquietud en mente, Elizabeth Astete se dio a la tarea de reactivar el intercambio con Suiza en el rubro y entabló desde el 2007 una serie de reuniones con el Club Alpino Suizo, las asociaciones suiza e internacional de guías de montaña y muy especialmente, con la otrora jefa de gobierno de Zúrich, Dorothée Fierz. Surgió entonces la 'Cooperación Alpinista Suiza-Perú'.

Un nuevo capítulo

"El objetivo de este proyecto no sólo es de actualizar las técnicas de enseñanza de los guías peruanos, sino mejorar la infraestructura y los servicios de la zona y tratar de focalizar mejor la promoción turística, a fin de llegar realmente a la gente que le interesa el turismo de aventura", explica Elizabeth Astete.

Por su parte, Dorothée Fierz, quien desde su primer viaje a Perú, en 2000, quedó prendada de la belleza del país andino y decidió consagrar buena parte de su tiempo actual de jubilada en la estrategia que nos ocupa, considera que "las montañas en Perú son fantásticas, existe una asociación de guías, una educación como guía, pero no hay cooperación con otros países y el sistema de trabajo con los turistas cambia de un año al otro".

Diferencias, pero no insalvables

El primer módulo de la 'Cooperación Alpinista Suiza-Perú' incluyó la reciente visita de dos montañistas andinos a Suiza.

A. Monasterio y Ángel Morales Domínguez participaron recientemente en cursos de entrenamiento en la Confederación (en 2009 un instructor suizo viajará a Perú). Coincidieron en que la formación helvética es muy exigente y se manifestaron satisfechos de la introducción de este programa de intercambio.

Enfatizaron que, merced al hecho de que la formación de guías de montaña se inició en Perú bajo la égida helvética, no hay una gran diferencia entre ambos países. Empero, advirtieron que las condiciones naturales -más roca en Suiza, más hielos en Perú- y económicas (infraestructura)- crean disparidades.

La nueva cooperación busca entonces mejorar tanto la formación como la infraestructura, pero sin menoscabo del carácter propio de una zona en cuyo carácter agreste radica buena parte de su encanto.

Y, como quedó dicho, la estrategia busca también fomentar el turismo. Invitar a los alpinistas suizos a escalar las montañas de Los Andes y, muy importante, ¡sin que viajen con sus compatriotas como guías!

swissinfo, Marcela Águila Rubín

Datos clave

El Perú se divide tradicionalmente en tres regiones: Costa, Sierra y Selva.

La zona montañosa, dominada por la Cordillera de los Andes, alcanza los 6.768 m.s.n.m. en la cumbre del Huascarán.

End of insertion

Parque Nacional Huascarán

Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 1985.

El Huascarán es el segundo parque más alto en los Andes de Sudamérica y constituye el corazón de la cadena montañosa tropical más alta del mundo.

Sus altas llanuras y la cumbre glacial del nevado que superan los 6.000 metros de altura, son el ambiente en donde conviven diversas especies de fauna como el cóndor, la vicuña, el ciervo de cola blanca, el puma, la vizcacha, el gato y el zorro andino.

El parque Huascarán posee 27 montañas, 663 glaciares, 269 lagos y 41 ríos.

End of insertion

Asociación peruana de Guías de Montaña

1977: de la amistad entre Perú y Suiza nace la idea de formar Guías de Montana en el Perú.

1978: se dicta el primer curso de Aspirantes e inicia la profesión de Guía de Montaña.

1979: se realiza el primer curso de Guías peruanos en los Alpes con el patrocinio de la Asociación de Guías de Montaña de Suiza.

1980: se funda la Asociación de Guías de Montaña del Perú.

Ese mismo año se cristaliza la idea de la profesionalización continua con la firma del convenio bilateral, denominado 'Proyecto Alpes Andes' entre la cooperación suiza y el gobierno peruano.

El proyecto asegura la capacitación e incremento de los guías diplomados que constituyen la Asociación de Guías de Montana del Perú (AGMP), conformada por las Asociaciones Regionales de Ancash, Cuzco y Arequipa.

1983, se inicia la construcción de la sede institucional de la AGMP, conocida actualmente como la Casa de Guías.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?